Los higos podrían ayudar a controlar la diabetes

Posted on

El higo es una fruta de bajo índice glucémico, lo que significa que su azúcar se libera gradualmente al torrente sanguíneo, lo que ayuda a equilibrar la insulina, siendo además fuente de fibras solubles, que reducen el índice glucémico de otros alimentos ingeridos en la misma comida.

 Hay que recordar que la presencia de antioxidantes en los alimentos, y el higo es un buen ejemplo de elo, actúa tanto en la prevención del desarrollo de la diabetes como en la dieta de quienes padecen la enfermedad, ayudando a controlar la glucosa en sangre.

Se trata de una fruta que se adapta a diferentes climas y se planta en varios países, y entre sus principales características destaca su poder antioxidante, a través de flavonoides, como la quercetina y la catequina, y también los ácidos fenólicos, como el ácido gálico. Pero no solo eso, sino que los higos siguen siendo una fuente de vitaminas A, B1, B2, K, E, además de los minerales calcio, hierro, fósforo y potasio.

Las versiones en almíbar o glaseadas tienen una gran cantidad de azúcar, lo que las categoriza como dulces o golosinas, y deben consumirse con mucha moderación y deben evitarse en personas obesas, diabéticas y con síndrome metabólico. Por otra parte, la versión deshidratada y sin azúcar tiene su concentración calórica  en 249 kcal / 100 g, y su índice glucémico en 61, incrementados por el proceso de deshidratación. 

Además, puede incluirse de forma fácil en un hábito de alimentación saludable, con la ventaja de un fácil almacenamiento y transporte. El higo es un fruto tan antiguo que fue descrito en la Santa Biblia, cuando dice que Adán se vistió de hojas de higuera, cuando se dio cuenta de que estaba desnudo.

Destaca el hecho de que no es difícil incluirla en la dieta, ya que su cosecha se extiende de enero a abril, encontrándose fácilmente en ferias y supermercados por un precio asequible. Entre los beneficios que se encuentran en esta fruta destacan:

Ayuda con la pérdida de peso

Por ser una fruta baja en calorías, unas 70 kcal en 100 gramos, de bajo índice glucémico y fuente de compuestos bioactivos (con actividad antioxidante y antiinflamatoria) en la pulpa y piel, es una gran opción tanto para postre como para snacks, lo que se debe a que las fibras presentes en el alimento garantizan la saciedad por más tiempo y evitan el deseo de alimentos muy calóricos.

Protege el corazón

La inclusión de higos en la dieta puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares debido a la presencia de fibras solubles. Reducen la absorción de grasas y ayudan a eliminar el LDL o colesterol “malo” del torrente sanguíneo.

Controla la presión arterial

Esta fruta tiene acción diurética gracias a la alta concentración de potasio y la baja concentración de sodio, lo que ayuda en el control de los niveles de presión arterial. 

Ayuda a reducir el riesgo de cáncer

El alto nivel de antioxidantes flavonoides luteolina tiene una acción antiinflamatoria, es decir, ayuda a combatir los radicales libres, pudiendo prevenir los tumores. La presencia de fibras solubles también tiene impactos positivos en la microbiota, reduciendo el riesgo de cáncer de intestino y ayudando en el tratamiento del cáncer de piel. Es necesario recordar que cuanto más púrpura es la fruta, mayor es la concentración de estos antioxidantes.

Ayuda en el estreñimiento

Las semillas de la pulpa del higo tienen una acción diurética y laxante, que ayudan en el buen funcionamiento del intestino y eliminan las toxinas del organismo. Aunque es necesario recordar que la ingesta adecuada de agua también es muy importante.

Previene el envejecimiento prematuro de la piel

Los higos son ricos en nutrientes importantes, como la vitaminas C y el complejo B, así como en minerales esenciales para mantener la salud de la piel. Esta fruta también contiene carotenoides y polifenoles con efectos protectores contra el envejecimiento prematuro.

Mantiene la salud de los huesos

La vitamina K actúa sobre el metabolismo de la osteocalcina, un componente óseo importante que contribuye a la prevención de fracturas.

Fuente: Infodiabético

CICYTEX organiza un Living Lab con el sector del higo extremeño para presentar el proyecto europeo FIGGEN y compartir experiencias

Posted on

CICYTEX organizó el pasado día 15 de abril en el salón de actos de la Finca La Orden en Guadajira un primer Living Lab tanto presencia como on line para presentar e intercambiar experiencias con el sector del higo extremeño sobre el proyecto europeo FIGGEN que lidera junto a otras entidades de varios países mediterráneos.

La jornada estuvo dirigida por Margarita López Corrales y Manuel J. Serradilla de Cicytex. Y contó además con la presencia de José Ignacio Hormaza del IHSM La Mayora del CSIC, entidad que participa también en el proyecto. También participó María de Guía, del departamento de producción animal y ciencias de los alimentos de la UEX, así como una amplia representación del sector productor y comercialializador del higo tanto seco como en fresco y para industria de la mano de la mayor cooperativa del sector, Regadhigos de Almoharín; Fiki Europa, Agrupación  de Cooperativas del Valle del Jerte, Torrealta, Caver, y Tany Nature entre otros, así como también ADISMONTA, en cuya comarca se concentra gran parte de la producción de higo seco extremeño. El portal www.higosandfigs.com también estuvo presente en la Jornada.

Bajo el título de “FIGGEN: valorización de la diversidad de la higuera, un frutal ancestral para una agricultura mediterránea sostenible”, la jornada sirvió para intercambiar experiencias y puntos de vistas sobre la realidad del sector, sus necesidades y potencialidades. Entre los temas que más interés suscitaron estuvieron los que tienen que ver con la seguridad alimentaria del producto y con la sanidad vegetal y prácticas en campo del cultivo, en plena expansión actualmente en la región especialmente para su comercialización en fresco.

El objetivo central del proyecto es conseguir una colección de 20 genotipos de higuera que cuentan con todos los parámetros que resulten más interesantes para el sector productor y comercializador, y que se adapten bien a las condiciones de suelo y clima de las zonas. Entre las variedades más destacadas en Extremadura destaca para seco la Calabacita y en fresco la Cuello de Dama, aunque se están comenzando a cultivar otras muchas variedades especialmente para fresco más adaptadas al gusto en los mercados.

FIGGEN es un proyecto con una duración de tres años. Su principal objetivo es potenciar la higuera como uno de los cultivos más adaptados y sostenibles en la cuenca mediterránea en un contexto de cambio climático global.

El cultivo de la higuera tiene un gran potencial de expansión gracias a las valiosas propiedades nutricionales y nutracéuticas del fruto, siendo particularmente adecuado para una agricultura sostenible basada en la biodiversidad, como pueden ser los sistemas agrícolas mixtos de la agrosilvicultura.

La Universidad de Pisa, concretamente el Departamento de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Italia) es el coordinador del proyecto, y los colaboradores son el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)(España), el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX)(España), la Universidad de Tunis El Manar-Facultad de Ciencias de Túnez (Túnez) y la Universidad de Cukurova (Turquía).

Póngale un toque de higo: Frescos o secos, los higos son un delicioso complemento para las comidas

Posted on

Hay cientos de variedades. Los más populares en Estados Unidos son el Black Mission, el Calimyrna, el Brown Turkey y el Kadota.

Esta fruta ancestral, que se remonta a más de 4.500 años en Asia occidental, es un símbolo importante en muchas historias del mundo, como la de los antiguos griegos y romanos, y en religiones como el cristianismo, el budismo y el islam.

Representa la fertilidad, la paz y la prosperidad y puede hacer que cualquier plato sea especial.

Su color varía entre tonos blancos, amarillos/verdes y rojos, y púrpuras/negros, y su carne es dulce, con semillas y suave.

Una ración de higos frescos (1/2 taza) o secos (1/4 de taza) contiene el 14% del valor diario de fibra dietética y el 6% del mineral potasio, útil para controlar la presión arterial.

Los higos frescos y secos contienen importantes compuestos fitoquímicos, como la quercetina y la epicatequina, que tienen potenciales beneficios para la salud. Según un estudio publicado en Food Research International, las variedades más oscuras tienen mayores cantidades, al igual que la fruta madura. La quercetina se ha asociado a la protección cardiovascular.

Los higos frescos son bastante perecederos, por lo que hay que pensar en comerlos poco después de comprarlos.

Elija higos frescos de color intenso, firmes, gordos y de olor dulce. Seleccione higos secos que estén algo blandos, sin moho y que tengan una fragancia agradable. Refrigere los higos frescos hasta dos días, y conserve los higos secos en un lugar fresco y oscuro, o refrigérelos.

Los higos frescos están en temporada desde junio hasta septiembre.

Puede comerlos tal cual, añadir higos picados a la avena, cortarlos en ensaladas, asarlos y añadirlos a la pizza, a los pilafs y a los postres, o rellenarlos con un fruto seco y un queso blando como aperitivo.

Texto: Lori Zanteson
Fuente: Chicago Sun Times
Foto: Alexandra Kareva/Unsplash

Brandy de higos (e higos al brandy)

Posted on

Cuando los higos frescos están maduros y tienen un rico sabor a miel, pueden convertirse en un delicioso -y económico- brandy. Después de un mes macerándose, el líquido se transforma en un sorbo almibarado y dulce, sensacional con una galleta o un poco de queso. Además, hay una ventaja. Los higos utilizados quedarán impregnados del brandy cítrico y herbáceo, listos para cortarlos en rodajas finas y servirlos sobre helado o combinarlos en finas cuñas con un cremoso queso azul.

Los higos al brandy deben reposar durante al menos 30 días en un lugar oscuro. El brandy de higos puede conservarse a temperatura ambiente hasta 1 año; mientras que los higos en brandy pueden refrigerarse hasta 1 mes.

Los higos Brown Turkey, Black Mission y otras variedades son los más adecuados para esta receta. Busque higos firmes y frescos, sin signos de magulladuras o moho.

Ingredientes

De 9 a 12 higos frescos maduros (sin tallos), preferiblemente ecológicos

1 limón, sin semillas y cortado en rodajas finas, preferiblemente ecológico

3 ramitas de tomillo fresco

1 1/2 a 2 tazas de brandy

Instrucciones

Paso 1: Pinchar de 9 a 12 higos frescos (4 ó 5 veces cada uno) con un cuchillo afilado. Colocar los higos en un tarro de cristal de un cuarto de galón de boca ancha con tapa hermética, colocando alternativamente rodajas de limón (de 1 limón) y 3 ramitas de tomillo fresco. Envasar firmemente y llenar el tarro, teniendo cuidado de no abrir ninguno de los higos; la fruta cortada o rota hará que el brandy se vuelva turbio.

Paso 2: Vierta de 1 1/2 a 2 tazas de brandy sobre los higos hasta llenar el tarro. Selle y coloque el tarro en un armario oscuro y anote en el calendario Brandy de higos listo en 30 días.

Paso 3: Después de 30 días, vierta el brandy a través de un colador de malla fina en un tarro o botella de regalo. El brandy se conservará durante 1 año. Servirlo frío en vasos pequeños.

Paso 4: Deseche las rodajas de limón y el tomillo. Guarde los higos al brandy en un recipiente con tapa en la nevera. Los higos se conservarán durante un mes.

Receta: Cathy Barrow
Fuente: The Daily Meal

El renacer de la higuera para la agricultura en Andalucía y Extremadura

Posted on

Invernadero de la Universidad de Almería

El higo es cada vez un producto más demandado y producido que se presta también a cultivos bajo plástico o superintensivos de riego

Texto: Natalia Ortiz
Fuente: ABC Sevilla

De cultivo «complementario», casi residual en las estadísticas globales, a convertirse en una alternativa firme para una eficiente diversificación de las explotaciones agrarias. El cultivo de higueras está abriéndose paso, poco a poco, en la planificación de muchos agricultores andaluces.

La principal comunidad productora de higos es, con diferencia, Extremadura, con 12.998 hectáreas registradas en 2020 (según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos del Ministerio). Andalucía ocupa el tercer lugar, con 2.227 hectáreas en 2020 (2067 de secano y 160 de regadío). La superficie está aumentando de forma constante en los últimos años. Como ejemplo, en 2016 se registraban 2.151 hectáreas en Andalucía.

Este aumento de la superficie de cultivo se debe, en gran parte, a la mayor demanda de higos y brevas, que se está dando sobre todo en Europa. En países como Alemania, por ejemplo, son muy apreciadas sus cualidades gastronómicas y saludables.

De hecho, cada vez son más las empresas que deciden incluir a la higuera entre sus plantaciones, como la onubense Flor de Doñana. La compañía, cuyas producciones son ecológicas, lo califica como «un buen cultivo para complementar la temporada de frutos rojos». «En julio acabamos con la campaña de berries y empezamos con el higo, que dura unos 2 meses», detallan. En concreto, producen unas 25 toneladas cada campaña y tienen 5 hectáreas.

El número creciente de productores interesados en este cultivo está haciendo que se busquen, paralelamente, técnicas que mejoren su rentabilidad. Tradicionalmente, se ha producido higo en secano, pero son cada vez más las opciones para cultivarlo en regadío.

Higueras en superintensivo
El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex), por ejemplo, lleva años trabajando con y para las higueras, y tiene un banco de más de 300 variedades, así como proyectos que examinan las variedades con posibilidades comerciales. Basándose en sus conclusiones, ya han afirmado en varias ocasiones que, «igual que ha ocurrido con otros cultivos como el del olivar o el almendro en superintensivo, la higuera pude ser el siguiente cultivo en incorporar este sistema por su gran potencial productivo con el apoyo del riego».

Según los expertos de Cicytex, los resultados de sus iniciativas constatan «el alto potencial productivo de la higuera en este sistema de producción superintensivo, interesante en zonas de regadío, con las ventajas de facilidad de recolección y disminución del riesgo de contaminación de los higos secos por diferentes plagas y enfermedades, favoreciendo la obtención de higos de elevada calidad higiénico- sanitaria».

En cuanto a los inconvenientes de este tipo de producción, el principal es «el coste asociado al sistema de recolección (postes y mallas), cuya inversión debe realizarse con las primeras recolecciones».

Higueras en invernadero
Pero, sin duda, la iniciativa más innovadora relacionada con la higuera se está llevando a cabo en Almería. A pesar de que en esta provincia ha habido siempre gran tradición en este cultivo, las posibilidades comerciales eran muy limitadas. Para solventar esto, un grupo de investigación de Producción Vegetal y Economía Aplicada de la Universidad de Almería (UAL), junto con Anecoop, han puesto en marcha un cultivo bajo plástico de higueras, con la intención de adelantar varios meses su producción y aprovechar así las oportunidades comerciales.

Francisco Camacho, catedrático de Horticultura Intensiva de la Universidad de Almería y coordinador del proyecto, ha explicado a Agrónoma que «los resultados están siendo los esperados», y las higueras están aumentando progresivamente la producción.

«En los últimos años, ha habido un estancamiento de la rentabilidad de los ocho cultivos que se vienen produciendo tradicionalmente en Andalucía, la competencia de otros países está haciendo retroceder la superficie en algunos cultivos, a la vez que se está generando sobreproducción de otros», detalla Camacho, para poner en contexto por qué el higo es un cultivo a tener en cuenta. «La disminución de superficie del melón o la judía, la sobreproducción de sandía o el pimiento y el calabacín, que han aumentado su superficie en un 50, son cambios que están haciendo que los precios se estanquen», avisa.

Por ello, insiste en que es necesario que «se introduzcan otros cultivos dentro del sistema de producción». «En Almería tienen cabida muchos productos que se llevaban a cabo hace décadas y que, con las técnicas y sistemas de producción que tenemos actualmente, siempre van a dar como resultado un aumento de la precocidad y, por consiguiente, mejore resultados económicos», avisa el catedrático de la UAL.

‘Fig Newtons’: galletitas rellenas de higos

Posted on

Estos bollitos rellenos de higos dulces son tremendamente populares en Estados Unidos e Inglaterra

INGREDIENTES:

Para la masa:

-10 cucharadas de mantequilla cortada en trozos pequeños
– Media taza de azúcar morena
– Media cucharadita de bicarbonato de sodio
– 1/4 cucharadita de sal kosher
– 2 cucharadas de miel
– 1 cucharada de jugo de naranja o manzana
– 1 huevo grande
– 1 yema de huevo grande
– 2 de harina para todo uso

Para el relleno:

-340 gramos de higos secos, gruesos y pegajosos
– 100 gramos de puré de manzana
– 2 cucharadas de jugo de naranja o manzana
– 1/2 cucharadita de ralladura de naranja

ELABORACIÓN:

-Mezcla la mantequilla, el azúcar morena, el bicarbonato de sodio, la sal y la miel en el tazón de un procesador de alimentos (o una batidora) 

-Licua todos los ingredientes hasta que quede una masa esponjosa.

-Agrega el jugo de naranja, luego agrega el huevo y las yemas y continúa licuando todo hasta que quede suave.

-Para terminar espolvorea la harina, mezclándola hasta que esté combinada.

-Coloca la masa sobre un tazón, tapándola con un trozo de plástico. Deja enfriar durante una hora.

-Mientras tanto, prepara el relleno. Corta los higos por la mitad y viértelos en una licuadora.

-Agrega el puré de manzana, el jugo de naranja y la ralladura y licúalos hasta conseguir una pasta espesa y suave. 

-Vierte el relleno en una manga pastelera con una punta redonda o simplemente, una bolsa de congelador con una abertura.

-Saca la masa y extiéndela sobre una superficie plana, haciendo un cuadrado plano con ella y después, sepárala en cuatro tiras anchas.

-Con la manga pastelera, vierte el relleno de higo en forma de tubo a lo largo de cada tira. Después, enrolla cada tira para que el relleno quede dentro de cada una de ellas.

-Con cuidado, coloca las tiras de masa rellenas en una bandeja para hornear y hornéalas durante 15 minutos a 200ºC.

-Saca el postre del horno, y mientras aun está tierno, corta cada cilindro en pequeñas porciones que serán las galletitas.

-Deja que se enfríen y se endurezcan en el horno durante un par de días… ¡Y a disfrutar de ellas!

Fuente: Revista Mía

Miel de higos, una delicia italiana del sur

Posted on

Fuente: La Instigadora Culinaria

Lo que llaman “miele di fichi” en Calabria y Sicilia, no es miel producida por los insectos, sino que se trata de una decocción de los higos hasta que se forma un almíbar oscuro y denso que tiene muchos usos. El más conocido es el de revestir cannaricoli , masitas fritas que también son conocidas con muchísimos otros nombres y variantes: crustili, pignolata, struffoli, cicerchiata, purceddhruzzi, cuddiridduzzi, cuddureddi, cuddura

Los cannaricoli o turdilli son amasados con forma de ñoqui estriado. Una masa de de vino y harina, básicamente, a la que pueden agregarse o no huevos y también azúcar en sus formas modernas. Hay muchas recetas online para hacerlos, sobre todo ahora, en Carnaval.

Esta es una de las recetas de Miele di Fichi:

Para un 1/4 litro de miel
1 kg de higos
1 litro de agua
50 gr de azúcar (optativo)


Lavar los higos, aplastarlos con las manos, sin pelarlos.
Colocar el puré en una olla.
Agregar el agua.
Llevar a hervor y cocinar por media hora.
Filtrar con lienzo. Lo ideal es una bolsa de tela, que permite escurrir hasta la última gota.
El líquido resultante, se vuelve a llevar a cocción durante horas.
La espuma que emerge, se va quitando con espumadera.
En la instancia final se agrega el azúcar para que adense. Conservar en envases esterilizados.
Los descartes se pueden secar al sol y ser consumidos como pasta de higos secos.

CICYTEX participa en un estudio internacional para la selección de variedades de higos resistentes a la sequía y suelos más salinos

Posted on

La Consejería de Economía, Ciencia y Agenda Digital, a través del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura, participa en un estudio internacional para la selección de variedades de higos resistentes a la sequía y suelos más salinos

El proyecto, financiado por la Unión Europea, evaluará parámetros como el rendimiento, fechas de cosecha, peso, rasgos cualitativos y cuantitativos, y la tolerancia a factores asociados al campo climático, como la sequía y suelos más pobres debido al incremento de la salinidad. En total, se estudiarán 300 genotipos o variedades de higos procedentes de los bancos de germoplasma de higuera, entre ellos el Banco nacional de CICYTEX, y cultivares locales ubicados en España, Turquía y Túnez. El higo se caracteriza por una alta heterogeneidad genética e incluye muchas variedades que difieren en sus propiedades morfológicas, agronómicas, nutricionales y farmacológicas. Además, es una especie muy adaptada a climas áridos y semiáridos de la cuenca Mediterránea y Oriente Medio.

El proyecto, denominado “FIGGEN: Valorización de la diversidad de la higuera, un frutal ancestral para una agricultura mediterránea sostenible”, tiene un doble objetivo: proteger la biodiversidad de este cultivo y encontrar soluciones para una agricultura adaptada al incremento de las temperaturas, la sequía y de la salinidad del suelo. De este modo, se plantea una estrategia a futuro mediante la selección genética de aquellos cultivares de higuera mejor adaptados a suelos pobres para ser incluso cultivados en asociación con otros cultivos.

A pesar de su importancia, hasta el momento se han realizado pocos trabajos en mejora genética de la higuera y, por tanto, la mayor parte del cultivo en la región mediterránea se basa en cultivares locales, característicos de cada zona.

El proyecto FIGGEN está coordinado por la Universidad de Pisa en Italia, y cuenta con la participación del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora del CSIC (con sede en Málaga), la Facultad de Ciencias de la Universidad tunecina de El Manar; y el Departamento de Horticultura de la Universidad de Çukorova (Turquía).

La caracterización de las 300 variedades de higos se realizará en CICYTEX, y en las Universidades de Turquía y Túnez, anteriormente citadas. En condiciones controladas de invernadero, se evaluará su respuesta a tratamientos de sequía y salinidad. Como resultado final, se pretende elaborar un catálogo descriptivo con los 20 genotipos seleccionados por su mejor adaptación a condiciones ambientales adversas y tener un mayor potencial agronómico y económico, en base a sus características productivas. También se elaborará un informe final de las 300 variedades estudiadas.

Por otra parte, el estudio se complementará con otros para identificar los genes vinculados al rendimiento y la adaptación a la sequía/salinidad mediante el estudio de asociación de todo el genoma (GWAS). La identificación de los genotipos mejor adaptados puede contribuir a la mejora genética de estas especies para un desarrollo más sostenible de la producción de higos en el futuro. Hay que recordar la alta calidad nutricional, energética y nutracéutica del higo y el interés creciente del sector por comercializar higos frescos, lo que requiera una mejora en el manejo del cultivo e incrementar la gama de variedades cultivadas. Por ello, se quiere contar con la participación activa de productores y comercializadores, entre otras acciones, está prevista la organización de reuniones y jornadas desde el inicio de este trabajo.

El proyecto FIGGEN, con una duración de tres años, ha sido aprobado en el marco de la convocatoria PRIMA de la Unión Europea (dedicados a la investigación e innovación en el Área Mediterránea) y tiene un presupuesto de un millón de euros.

BANCO NACIONAL DE HIGUERA EN CICYTEX
Turquía es el productor más importante del mundo y España el primero en la Unión Europea. Para el desarrollo de este trabajo se cuenta, entre otros recursos, con el material vegetal disponible en el Banco Nacional de Germoplasma de Higuera, ubicado en el Instituto de Investigaciones Agrarias Finca la Orden-Valdesequera, centro adscrito a CICYTEX. En este banco están representadas la mayor parte de las variedades cultivadas en España para su conservación, mantenimiento y documentación. De cada una de las variedades de la colección, se realizan estudios desde el punto de vista morfológico y genético. Es un banco de plantas vivas con más de 300 entradas situadas en una de las parcelas experimentales de la finca.

Chocolate con Higos al Pedro Ximénez y AOVE

Posted on

Artechoc, es una pequeña empresa familiar, en la que el gusto por el chocolate es su trabajo, y decidieron crear un obrador de chocolates en el que elaborar chocolates con un ingrediente común en todos ellos, el aceite de oliva virgen extra.

Aprovechando su ubicación privilegiada, -Baeza (Jaén) rodeada por millones y millones de olivos- seleccionan entre los mejores aceites de oliva virgen extra del mundo, para elaborar unos deliciosos chocolates de texturas cremosas y suaves, aportando no solo sabores nuevos, sino aunando -y maridando- los numerosos beneficios de los más excelentes aceites de oliva virgen extra y del chocolate.

Tienen diversas presentaciones, entre las que destacan el chocolate con Pasas al Pedro Ximénez, con Nueces Caramelizadas, Relleno de Fresa, Relleno de Leche Merengada, Relleno de Mora, con Pétalos de Violeta, con Escamas de Sal, con Semillas de Olivo, con Jengibre…

Pero los que aquí nos interesan son sus Higos con chocolate, algo a priori nada novedoso; pero todo cambia si hacemos que los higos naturales dejen de estar secos macerándolos con un vino Pedro Ximénez denominación de origen, junto con un chocolate cremoso -mínimo 65%- y de sabor equilibrado con nuestro Aceite de oliva virgen extra (AOVE, mínimo 5%).

Son Mut Nou, una singular finca con higueras de todo el mundo

Posted on

Fuente: Última Hora

Son Mut Nou es una finca situada en el marina de Llucmajor, de una extensión de unas cien hectáreas, y que es única en Mallorca, pues solo está cultivada con higueras que proceden de todo el mundo, las Illes Balears incluidas. El farmacéutico llucmajorer, Monserrat Pons Boscana es su propietario.

La finca está dividida por zonas, cada una de ellas acogiendo higueras de determinadas características.

«Lo fundamental en el crecimiento y mantenimiento de las higueras es regarlas durante los tres primeros años. A partir de ahí en adelante, hay que dejarlas que vivan del agua que les llega de la lluvia. ¡Ah!, la poda ha de ser en diciembre y enero, y los injertos en abril», nos dice Montserrat Pons.

Nos vamos a encontrar diversas clases de higueras, entre ellas la Ficus Coronata, procedente de Australia. A su lado está la Ficus Palmata, o madre de todas las higueras, cuyo origen hay que buscarlo en el valle de Israel, remontándose su antigüedad a un millón de años. Está también la higuera llamada Higuera de la Sagrada Familia, o Árbol de la Virgen. Cuenta la tradición que la Sagrada Familia, tras abandonar Judea, huyendo de las iras del rey Herodes, y camino de Egipto, en un lugar llamado Matareya, se cobijó durante unos meses bajo una higuera como esta. No muy lejos de este ejemplar, con un Buda apoyado en la parte inferior de su tronco y reposando sobre la tierra, está la denominada Higuera de las Pagodas, pues sentándose Buda debajo de una de ellas alcanzó la iluminación del Nirvana… También en este recinto encontramos higueras del Japón, Malasia…

Un poco más adelante, a la vuelta del recodo del camino de tierra grisácea, aparecen ante nosotros hileras de higueras jóvenes «en riesgo de extinción», señala Montserrat. «Habrá unas cuatrocientas aproximadamente. Esta zona es el sector 9».

En el siguiente sector «podemos ver –nuestro guía las señala con la mano extendida– higueras griegas, muy parecidas a las nuestras. También hay higueras de otras nacionalidades, como chinas, norteamericanas, turcas, suizas, húngaras…».

Hay también tipos de higueras a las que hicieron famosas escritores por haber estado alguna vez en sus vidas debajo de ejemplares como esos, ya bien escribiendo, ya bien inspirándose. Así, tenemos la higuera de Miguel Hernández, llamada Pajarera, la de García Lorca, Brevera, la de Antonio Machado, Blanca, la de Rosalía de Castro, Migueles, la de Pons i Pons, Coll de dona blanca, la de María Antonia Salva, de la senyora…

También hay higueras denominadas emblemáticas, que hicieron famosas personajes emblemáticos, como la higuera del Che, entre otras.

Y lo que se saca del higo…
¿Que cuántas variedades de higueras puedes encontrar en Son Mut Nou? Pues… De Balears, 242; de las comunidades españolas, 175; de Europa, 506; de América (Norte, Centro y Sur), 120; de Asia, 104; de África, 35; y de Oceanía, 7; además de unas treinta cabra-higo, o higueras macho, que solo sirven para polinizar.

Pero el atractivo de esta finca no está solo en estas higueras, sino que, además, una vez allí, tras escuchar la información que da Montserrat Pons, puedes coger una cesta, subirte al carrito y, eso sí, con cuidado, llenarla con los higos que más te apetezcan, pagando por ello una pequeña cantidad de dinero.

También, una vez finalizada la visita, puedes adquirir algunos de los libros que ha escrito Montserrat, camisetas, y productos derivados de los higos, como champán de higo, café de higo, etc.