recetas

Ensalada de brevas para este inicio de verano

Posted on

De la higuera se obtiene una cosecha temprana, generalmente en el mes de junio, con unos frutos llamados brevas o higos tempranos con una piel de color morada y de sabor dulce si están en su punto de madurez; después de esos primeros brotes, en agosto y septiembre aparecerán nuevos frutos diferentes en su tamaño y color y que son los higos tardíos con una piel verde, una carne fina y carnosa y un exquisito sabor dulce.

Sus frutos son muy apreciados y su uso en cocina actualmente va adquiriendo cada vez más protagonismo tanto en platos dulces como salados; de toda la vida se han consumido higos secos que no es más que una forma de conservación de la fruta y que junto con los frutos secos (nueces, sin ir más lejos) siempre fueron manjares navideños. El higo se lleva muy bien con el queso, fundiéndose ambos sabores en empanadas, ensaladas o sobre una simple tostada.

En esta ensalada se buscan mezclas diferentes, así, el salami aporta un gusto nuevo y diferente cuando lo habitual es mezclar los higos con jamón, si se trata de embutidos. Aparte, el aliño suave con limón potencia esta mezcla de sabores sin restar protagonismo a la pieza fundamental que es la breva. No obstante, he preparado y probado también con una vinagreta habitual, que uso en la mayoría de mis ensaladas y el resultado es excelente. Dejo la receta de ambos aliños para que cada uno elija en función de sus preferencias.

INGREDIENTES

-Brotes de lechugas diversas, canónigos, rúcula o una mezcla de todas
-4-6 brevas
-Queso feta o de cabra
-4-6 lonchas de salami

Aliño de limón:

-4 cucharadas de aceite de oliva virgen
-2 cucharadas de zumo de limón colado
-Sal y pimienta

Vinagreta:

-200 ml. de Aceite de oliva virgen
-100 ml. de vinagre de Jerez
-Un chorro de miel
-Una cuchara de postre de mostaza a la antigua
-Sal
-Pimienta

PREPARACIÓN

-Lavar y secar el exceso de agua de las lechugas.
-Limpiar las brevas, retirar el pedúnculo  y cortar cada una en cuartos.
-Cortar cada loncha de salami en cuartos.
-Disponer en una fuente las lechugas variadas, los cuartos de brevas y de salami y desmenuzar el queso feta sobre ello; si usamos queso de cabra puede disponerse en rodajas pequeñas.

Aliño de limón: en un bol batir el aceite y el zumo del limón con un tenedor, salpimentar y rociar con él la ensalada.

Vinagreta: mezclar el aceite con el resto de ingredientes, echar en un biberón y rociar la ensalada.

Receta de Juana Rituerto Cuerdo
Fuente: Ven a la Cocina
Vía: HIGOS&FIGS

Anuncios

Densa y cremosa como un smoothie de higos y arándanos

Posted on

No solo los higos secos, también los higos frescos ofrecen una sorprendente versatilidad en la cocina. Son muchos los platos y combinaciones posibles a los que pueden ser incorporados. Como por ejemplo a este smoothie realmente delicioso. Los higos están cargados con nutrientes incluyendo vitamina K, potasio, manganeso, calcio, cobre, B6 y mucha fibra. Para esta receta, se han empleado higos de la variedad Kadota, de piel verde y carne purpúrea, aunque puedes usar cualquier otra variedad de higo que encuentres en el mercado de tu localidad. Otras variedades posibles podrían ser la Black Mission, Calimyrna, Brown Turkey, o Adriatic. Esta receta resulta especialmente cremosa y especialmente deliciosa.

Para una porción:
1 plátano maduro (aunque también se puede sustituir por medio aguacate)
1/2 taza de arándanos
3-4 higos grandes frescos
1 taza de espinaca o col rizada
1 taza de leche de almendras sin endulzar

Opcional:
También se le puede añadir semillas de lino o semillas de cáñamo, extracto de vainilla y canela y un poco de jarabe de arce.

Fuente: Diana Paschal
Vía: HIGOS&FIGS

Cuando la higuera llegó al Perú como el “árbol de Dios”

Posted on

El higo llega al Perú en 1532, y cuenta la historia -o la leyenda- que Francisco Pizarro ordenó que cada familia, en cada casa, sembrara una higuera. Fue él mismo, con sus propias manos, quien sembró la primera higuera en Lima.

Cuando los sacerdotes católicos fundaban un convento siempre sembraban una higuera. Esta costumbre fue asimilada por los antiguos peruanos y en muchos pueblos perdidos de los Andes, y comenzaron a llamarla “El árbol de Dios”, que ahuyentaba a los malos espíritus y atraía la fortuna.

Pero los españoles no solo trajeron la higuera a América, sino que también levaron “la mascota del diablo”, el macho cabrío, que en el Perú lo llaman “Chivo”. Su carne no es muy apreciada por diferentes motivos, especialmente porque se le asocia a los personajes del infierno. Pero el hambre aprieta y es menester consumirlo.

Es entonces cuando hay que acompañarlo con los frutos del “árbol de Dios”, es decir los higos, y así nace una receta propia de los peruanos, hoy ya casi está en desuso y que se denominaba como “La carne del Diablo”. Se preparaba la carne de chivo previamente serenado, es decir, expuesto a la luz de la luna por una noche. Luego muy de mañana se adobaba con chicha de Jora macerada, ají amarillo, sal, pimienta, ajos y comino.  En una sartén con aceite caliente se sellaba la carne y después se agregaba cebolla finamente cortada. Cuando la carne estaba cocida, se agregaban los higos -el fruto del árbol de Dios- cortados horizontalmente y dejaba a fuego lento por espacio de 10 minutos. Se acompañaba de arroz blanco.

Otra receta típica del Perú: Higos cristalizados

-2 litros de agua
-2 cucharadas de bicarbonato
-30 higos
-1 ½ tazas de azúcar
-2 tazas de agua extras

En un tazón grande poner los dos litros de agua y el bicarbonato, agregar los higos y dejar en remojo 10 minutos. Escurrir.  En una olla mezclar el azúcar y el agua extra y dejar hervir, para incorporar la fruta y dejar que hierva 20 minutos. Sacar los higos del fuego y escurrir. Remojar después los higos en el jarabe y dejar hervir por 30 minutos. Al final poner los higos a secar al sol y finalmente cubrir con azúcar.

Fuente: El Viaje Culinario de Emelina
Vía: HIGOS&FIGS

Deliciosos y sencillos montaditos de mermelada de higos y queso de oveja curado

Posted on

¡Vamos de picoteo! Hace un sol radiante y apetece un montón un pincho y una cervecita. Con los higos que recolectamos en los meses de cosecha, hicimos una deliciosa mermelada en cantidad suficiente para disfrutarla todo el año. Como ahora, con esta sencilla y rica receta.

INGREDIENTES:

-Pan
-Mermelada de higos
-Anchoas
-Queso de oveja curado

ELABORACIÓN:

-Cortamos el pan que más nos guste en rebanadas, las untamos ligeramente con aceite de oliva y las tostamos en la sartén hasta que estén doradas.
-Ponemos la mermelada de higos encima y colocamos un pico de queso y una anchoa en cada tosta.

MERMELADA DE HIGOS DE GORDON RAMSAY

Ingredientes:

-500 g de higos
-150 g de azúcar
-Anís estrellado( dos flores)
-1-2 cucharadas de vinagre balsámico (al gusto)
-Pizca de sal

Elaboración:

-Ponemos el azúcar en una sartén junto con una pizca de sal y el anís estrellado a fuego medio, hasta que el azúcar comience a caramelizarse.
-Añadimos los higos cortados en cuartos y removemos para que se mezclen con el caramelo.
-Bajamos el fuego y añadimos el vinagre. Cocemos hasta que se espese y los higos se deshagan casi por completo.
-Retiramos el anís y prensamos los higos con un prensador de patatas. Si os gusta más la textura de confitura, más fina, podéis triturar la mermelada.
-Dejamos que se enfríe.

Fuente: Mandil&Perejil
Vía: HIGOS&FIGS