Galette de higos secos

Posted on

gallette-de-higos

Una tarta rústica y sin complicaciones.
Su sabor es muy dulce relajante, por lo tanto no agregué azúcar ni edulcorante a la masa ni menos a los higos.

Ingredientes
1 taza de harina
1 cucharada de mantequilla
1 huevo
ralladura de 1 naranja
pizca de sal

Relleno
250 gramos de higos secos (20 higos)

Deshidratar los higos con 2 tazas de agua tibia por 1 hora, con la misma agua cocer los higos a fuego muy bajo removiendo de vez en cuando y se forme una reducción.

Dejar enfriar y trocear los higos en forma de láminas.

Masa: en un bol agregar la harina, huevo, sal y ralladura, mezclar.

Agregar la mantequilla y remover con cuchara de madera llegando a formar un bolo sin amasar, dejamos refrigerar por 1/2 hora.

Estirar la masa en forma redonda y dar forma rústica, rellenar el centro con los higos cortados sin su jugo.

Hornear por 30 minutos, dejar reposar y agregar más almíbar de higos en la superficie.

Dejar enfriar antes de servir, acompañar el trozo con almíbar de higos.

FuenteCocina Chilena
Vía: HIGOS&FIGS

Anuncios

Extremadura concentra el 56% de las hectáreas de higueras de toda España

Posted on

higueral-en-almoharc3adn

Extremadura sigue aumentando su liderazgo en el sector del higo español. Según la nueva Encuesta de Superficies y Rendimientos Agrarios (ESYRCE) del Ministerio de Agricultura, la región concentra actualmente el 56% del total de la superficie de cultivo de la higuera de toda España. En total serían unas 12.132 hectáreas, de las que 10.760 serían de secano y 1.371 de regadío.

En España el cultivo de la higuera supone 21.473 hectáreas. La siguiente comunidad en extensión del cultivo de la higuera en España es Baleares con 3.511 hectáreas, seguida de Andalucía con 2.151, Castilla-La Mancha con  1.605 y la Comunidad Valenciana con 636.

Dentro de Extremadura, la zona de Almoharín –que recientemente celebró su I Feria Agroalimentaria del Higo–, Arroyomolinos de Montánchez, Valdemorales, el Jerte y la Vera, junto a las de Barcarrota y Salvaleón, concentran la mayor parte de la producción.

Fuente: Extremadura21

Figues albardaes, los típicos buñuelos de higo de Castellón

Posted on

figues-albardaes

En Castellón, donde es dulce típico en todas sus comarcas, cada ama de casa tiene su receta particular. La más tradicional es la más sencilla. Si la masa de estos buñuelos de higo está en su punto no tiene nada que envidiar a las demás.

Ingredientes:

  • Harina
  • Levadura
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Higos secos
  • Azúcar o miel de la tierra

Preparación:

  1. En un bol grande poner la levadura, previamente disuelta con un poquito de agua tibia, añadir el resto de agua, una pizca de sal e ir echando la harina poco a poco sin dejar de remover, hasta formar una masa blanda (un poco caldosa).
  2. Una vez preparada se deja reposar unos 25 minutos hasta que esté hueca y esponjosa.
  3. Los higos se limpian, se abren y se emparejan de dos en dos.
  4. Cuando la masa está en su punto, poner una sartén honda con abundante aceite y esperar a que esté bastante caliente.
  5. Cuando esté caliente, coger dos cucharas, envolver los higos con la masa y freírlos hasta que estén dorados.
  6. Sacarlos, escurrirlos en papel de cocina y espolvorear por encima azúcar o miel de la tierra, a gusto de cada uno.

Fuente: El Periódico Mediterráneo
Vía: HIGOS&FIGS

El higo, elegido “Sabor del Año 2018”

Posted on

Firmenich, una empresa de fragancias y sabores, ha nombrado al higo “Sabor del Año” para el 2018 basándose en el creciente atractivo a nivel mundial de este sabor saludable y afrutado

fig-2018

El higo, que ya se utiliza en mermeladas y cereales, se ha ido incorporando a otras categorías como el yogur, el té, las bebidas energéticas e incluso la goma de mascar. En los platos sabrosos, el higo proporciona una dulzura poderosa que combina maravillosamente con el sabor salado de las carnes curadas. También vale como ejemplo la pizza de prosciutto e higos que cada vez es más habitual.

“Un sabor auténtico y saludable, el higo se está volviendo cada vez más popular entre los consumidores, prueba de ello es que los productos con sabor a higos han crecido más del 80 por ciento entre 2012 y 2016 “, dice Chris Millington, presidente de Firmenich, Flavors. “Con sus numerosos beneficios para la salud y su perfil de sabor dulce y agradable, el higo ofrece infinitas oportunidades para inspirar a nuestros clientes y deleitar a sus consumidores en una amplia gama de categorías de alimentos”.

Largamente apreciado por sus usos culinarios, así como por sus numerosos beneficios para la salud -incluyendo su alto contenido en fibra y una variedad de minerales esenciales como magnesio, manganeso, calcio y potasio-, el higo ha aumentado en popularidad en los últimos años.

Las tendencias estudiadas por Firmenich muestran que las cifras tienen respuesta en los consumidores que las perciben como representativas de la salud y la autenticidad, dos tendencias que superaron las perspectivas de Euromonitor para 2017, y la empresa cree que estas tendencias continuarán hasta 2018. Además, a medida que los consumidores buscan sustituir el azúcar procesado por edulcorantes alternativos, el higo se ha convertido en un sustituto habitual.

“El higo presenta agradables contradicciones. Es naturalmente dulce, pero extremadamente complejo. Es carnoso y arenoso, pero también se puede derretir en la boca. Los higos son deliciosamente azucarados con una textura que combina la masticación de su carne, la suavidad de su piel y el crujido de sus semillas “, dice Matthew Walter, jefe de cocina de Firmenich.

Los higos no son técnicamente frutos, sino una especie de milagro de la naturaleza, una masa de flores y semillas invertidas que son polinizadas por una diminuta avispa que existe simbióticamente con ella.

Desde una perspectiva de perfil de sabor, su versatilidad es lo que lo hace tan atractivo, dice Anne-Claire Robineau, la aromatizadora de Firmenich. “Un higo se consume en diferentes formatos, por lo que da cabida a la creatividad para reflejar diferentes facetas en las notas superiores: el frutado de la fruta madura, las notas de hoja verde de la fruta fresca, las ricas e indulgentes notas de la versión seca “, explica.

figs-flavour

Fimenich comenzó a interesarse por el higo durante el auge del yogur griego, que se inició en 2010. En ese momento, los sabores relacionados con las propiedades beneficiosas de la Dieta Mediterránea habían comenzado a crecer en popularidad. El higo destaca entre ellas por sus cualidades singulares.

“La granada, la aceituna, los dátiles y la higuera estaban en auge y han seguido ganando fuerza en los últimos años, pero hay algo de la higuera que nos parece especial en este momento “, dice Mikel Cirkus, director de previsión estratégica de Firmenich. “A menudo asociado con la universalidad del verdadero entendimiento y conocimiento, hay una cualidad mística de la higuera a la que la gente está respondiendo en un mundo lleno de incertidumbre.”

Entre 2012 y 2016, el crecimiento a nivel mundial de los productos con sabor a higos aumentó en un sorprendente +84,3 por ciento.

El higo también se asocia a menudo con las tendencias de consumo de lo artesano y lo manufacturado porque es visto como un ingrediente antiguo vinculado a los usos del Viejo Mundo. La evidencia arqueológica del cultivo de higos se remonta al año 5.000 a. C.

Aunque no es algo nuevo, la pasión del consumidor por los productos auténticos no muestra signos de disminuir, especialmente mientras el mundo continúa su marcha hacia la globalización. Sabores tan intemporales y elementales como el higo seguirán satisfaciendo este deseo de algo verdadero y único.

Firmenich no ve límites en cuanto a dónde puede ir el higo – con categorías como bebidas alcohólicas y proteínas maduras para el desarrollo de productos inspirados en el higo, viejos y nuevos, sencillos pero complejos – las posibilidades para la higuera son infinitas.

Texto: Crystal Lindell
Fuente: Food Engineering
Vía: HIGOS&FIGS

La puesta al día de un maridaje tradicional: higos secos con aceite de oliva premium

Posted on

feigen-oliveol

Higos Secos con AVOE Premium en unos frascos de esmerada y moderna presentación, son el nuevo producto de Moix, empresa radicada en la localidad mallorquina de Valldemossa dedicada a la producción y venta de un excepcional aceite de oliva virgen extra acogido a la D.O. Oli de Mallorca, que incorpora valores únicos y tradicionales de la gastronomía mediterránea.

La delicada combinación del higo seco y el AOVE deja paso a un juego de contrastes y nos invita descubrir nuevos usos y sabores de inspiración tradicional. El higo seco como componente principal se fusiona con el mejor AOVE de la marca en esta nueva -y vieja- aventura del sabor más inequívocamente mediterráneo.

Una apuesta segura por la innovación y la tradición que invita a descubrir una receta terapéutica ancestral recuperada con mimo de las raíces del mediterráneo.

A través  de la selección de los mejores higos madurados y secados al sol, y nuestro AOVE Premium, Moix resucita un ancestral remedio casero con reputadas propiedades terapéuticas de gran tradición mediterránea. Una receta que combina dos estrellas de nuestra gastronomía en su justo momento de madurez, presentada de forma sobria y elegante, que resulta un placer para el paladar y una exclusiva forma de sorprender.
Solos o maridados, con ensaladas, guisos, quesos… resulta una agradable experiencia su polivalente contraste entre el dulzor del higo seco y las reminiscencias picantes del AOVE.

higos-y-aceite-de-oliva-virgen-extra-moix-mejor-regalo-mallorca

Fotografías: Miquel Torres
Vía: HIGOS&FIGS

Coca de higos con licor de Fluxá

Posted on

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 1/2 medida de yogur de aceite de girasol
  • 2 medidas de yogur de harina
  • 1 medida de yogur de maizena
  • 1/2 medida de yogur de licor de higos de Fluxá
  • 1 sobre de levadura química
  • 8-9 higos
  • azúcar y canela para espolvorear

Preparación:

Batir los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla espumosa, ir añadiendo el resto de los ingredientes batiendo bien cada vez. Mejor si lo hacéis con una batidora de varillas, que permitirá airear bien la masa y que quede muy esponjosa. Verter la masa en un molde rectangular previamente engrasado.

Lavar los higos, despuntarlos y partirlos por la mitad. Colocar las mitades sobre la masa con la parte interna hacia arriba y espolvorearlas con azúcar y canela molida (si se quiere se puede añadir también unas gotas de licor de higos).

Hornear unos 30 minutos a horno precalentado a 180º o hasta que la masa este cocida y pinchando con un palillo este salga limpio. Dejar enfriar y espolvorear bien de azúcar molido.

Fuente: Dit i Fet. Recetas ricas desde Ibiza
Vía: HIGOS&FIGS

Higos, brevas y cabrahígos: ¿en qué se diferencian?

Posted on

higos-y-brevas

Texto: Jordi Sabaté
Ilustración: J.C.Florentino
Fuente: eldiario.es

La expresión “de higos a brevas” se utiliza para referir a algo que sucede muy eventualmente, en periodos largos de tiempo. ¿Dónde está el origen de la misma? En el fruto, o mejor dicho los frutos, de la higuera. O, mejor dicho, de algunas higueras bíferas, es decir que tienen dos fructificaciones anuales y que no son todas las que podemos encontrar en España.

Las higueras bíferas son una variante genética de las higueras de una sola fructificación, que se encuentran mezcladas en el medio con sus pares sin que haya un motivo específico para distinguirlas; no han sido seleccionadas artificialmente por el hombre. En realidad también tienen una sola frutificación, en agosto y septiembre, que es cuando se producen los higos, pero además poseen una resistencia especial al frío que hace que los frutos tardíos, los últimos en salir cuando ya llega octubre, se queden en estado de hibernación -por decirlo de algún modo- en el árbol hasta la primavera siguiente.

Brevas

Al llegar los primeros calores de finales de mayo del año siguiente, el fruto hibernado se reactiva y se desarrolla para dar las brevas, que son la cosecha de principios de verano: los frutos grandes y carnosos, morados por fuera y rojos vivos por dentro que generalmente denominamos higos pero que no lo son. Las brevas son de piel más fina y quebradiza, poco lechosas y menos aromáticas aunque contienen mayor proporción de agua, ya que se han desarrollado en época primaveral.

Se recogen de junio a julio en función de cuándo haya llegado el calor y de los rigores del verano, e inmediatamente se comercializan, generalmente para consumo directo y en fresco, al tener menor concentración de azúcares, o para hacer mermeladas al ser más melosas. No obstante, su cosecha puede ser larga si el frio en el año anterior llegó pronto o en función de cómo evolucione el verano, por lo que incluso en agosto se pueden recoger en las regiones más frescas.

Higos

Pero la verdadera fructificación anual de las flores de las higueras -que en España suelen ser en su mayoría pies dioicos femeninos autofértiles, es decir que no necesitan polinización para fructificar- se produce en agosto y culmina en septiembre, ofreciendo el fruto ortodoxo que conocemos como higo y que no es el oscuro y rojo por dentro.

Al contrario, es otro más pequeño, ya que ha pasado por los rigores del verano, con una pluviometría mucho menor, blanco por fuera, con una piel más gruesa y que se rompe soltando un líquido lechoso que huele a higuera. Por lo tanto, el higo, más pequeño y reconcentrado, es más aromático que la breva y se puede utilizar para desecar, para mermeladas o para comer fresco. De hecho es más apreciado que su homóloga.

Los higos que no fructifiquen a tiempo y que sean sorprendidos por los primeros fríos, en el caso de encontrarnos ante una higuera bífera quedarán hibernando hasta el año que viene, en que al cabo de unos ocho meses darán las nuevas brevas. De ahí la expresión “de higos a brevas”, es decir de temporada en temporada.

De todas formas, podemos encontrar estos días en las cestas de las fruterías una mezcla de frutos morados y blancos, brevas e higos, ya que las últimas brevas traídas de las regiones más frescas pueden coincidir con los primeros higos de las más cálidas. En todo caso es muy muy poco probable que procedan del mismo árbol y el objetivo de la mezcla es puramente comercial, si bien a nivel nutricional sus propiedades son las mismas, con gran riqueza de fibra vegetal, azúcares y vitaminas A y C, así como de minerales como magnesio, potasio, calcio y fósforo.

Cabrahígos

Es posible que en algunos establecimientos, sus avispados propietarios nos ofrezcan frutos de higuera bajo un cartel que informa de que son “cabrahígos”. Si nos dicen que son un tercer fruto diferente a higos y brevas, no les creamos, aunque tengan parte de razón. Estos por ellos llamados ‘cabrahígos’, son frutos procedentes de higueras dioicas femeninas que no son autofértiles, es decir que precisan de un pie dioico masculino, conocido como cabrahigo, para polinizarse.

Aunque no son mayoritarias, tampoco son infrecuentes estas higueras, de la variedad esmirna, y se plantan con frecuencia junto a un pie masculino de modo que se pueda producir una polinización mediante insectos y una posterior frutificación. A nivel de consumidor, sin embargo, el fruto es un higo como cualquier otro, sin diferencias de textura o sabor.

¿Cuál es el origen de la palabra ‘cabrahígos’?

Para los más curiosos, el nombre de cabrahígo procede de que como no producen higos, los pies masculinos no eran domesticados por el hombre y se encontraban en estado salvaje en los bosques, donde había que ir a buscarlos si se deseaba polinizar una higuera femenina. Antiguamente se solía tomar los pies que creían en las grietas entre las rocas y en las paredes, porque eran los más fáciles de arrancar conservando buena parte de la raíz -al estar esta poco desarrollada- y, por tanto, aguantaban mejor el trasplantado. De ahí, de que vivían entre las rocas como las cabras, viene la palabra cabrahígo. Por otro lado, hay algunas higueras monóicas en estado salvaje que también se conocen como cabrahígos y dan unos frutos pequeños y nada comestibles en tres fructificaciones anuales.

Vía: HIGOS&FIGS