recetas

Galette de higos secos

Posted on

gallette-de-higos

Una tarta rústica y sin complicaciones.
Su sabor es muy dulce relajante, por lo tanto no agregué azúcar ni edulcorante a la masa ni menos a los higos.

Ingredientes
1 taza de harina
1 cucharada de mantequilla
1 huevo
ralladura de 1 naranja
pizca de sal

Relleno
250 gramos de higos secos (20 higos)

Deshidratar los higos con 2 tazas de agua tibia por 1 hora, con la misma agua cocer los higos a fuego muy bajo removiendo de vez en cuando y se forme una reducción.

Dejar enfriar y trocear los higos en forma de láminas.

Masa: en un bol agregar la harina, huevo, sal y ralladura, mezclar.

Agregar la mantequilla y remover con cuchara de madera llegando a formar un bolo sin amasar, dejamos refrigerar por 1/2 hora.

Estirar la masa en forma redonda y dar forma rústica, rellenar el centro con los higos cortados sin su jugo.

Hornear por 30 minutos, dejar reposar y agregar más almíbar de higos en la superficie.

Dejar enfriar antes de servir, acompañar el trozo con almíbar de higos.

FuenteCocina Chilena
Vía: HIGOS&FIGS

Anuncios

Figues albardaes, los típicos buñuelos de higo de Castellón

Posted on

figues-albardaes

En Castellón, donde es dulce típico en todas sus comarcas, cada ama de casa tiene su receta particular. La más tradicional es la más sencilla. Si la masa de estos buñuelos de higo está en su punto no tiene nada que envidiar a las demás.

Ingredientes:

  • Harina
  • Levadura
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Higos secos
  • Azúcar o miel de la tierra

Preparación:

  1. En un bol grande poner la levadura, previamente disuelta con un poquito de agua tibia, añadir el resto de agua, una pizca de sal e ir echando la harina poco a poco sin dejar de remover, hasta formar una masa blanda (un poco caldosa).
  2. Una vez preparada se deja reposar unos 25 minutos hasta que esté hueca y esponjosa.
  3. Los higos se limpian, se abren y se emparejan de dos en dos.
  4. Cuando la masa está en su punto, poner una sartén honda con abundante aceite y esperar a que esté bastante caliente.
  5. Cuando esté caliente, coger dos cucharas, envolver los higos con la masa y freírlos hasta que estén dorados.
  6. Sacarlos, escurrirlos en papel de cocina y espolvorear por encima azúcar o miel de la tierra, a gusto de cada uno.

Fuente: El Periódico Mediterráneo
Vía: HIGOS&FIGS

Coca de higos con licor de Fluxá

Posted on

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 1/2 medida de yogur de aceite de girasol
  • 2 medidas de yogur de harina
  • 1 medida de yogur de maizena
  • 1/2 medida de yogur de licor de higos de Fluxá
  • 1 sobre de levadura química
  • 8-9 higos
  • azúcar y canela para espolvorear

Preparación:

Batir los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla espumosa, ir añadiendo el resto de los ingredientes batiendo bien cada vez. Mejor si lo hacéis con una batidora de varillas, que permitirá airear bien la masa y que quede muy esponjosa. Verter la masa en un molde rectangular previamente engrasado.

Lavar los higos, despuntarlos y partirlos por la mitad. Colocar las mitades sobre la masa con la parte interna hacia arriba y espolvorearlas con azúcar y canela molida (si se quiere se puede añadir también unas gotas de licor de higos).

Hornear unos 30 minutos a horno precalentado a 180º o hasta que la masa este cocida y pinchando con un palillo este salga limpio. Dejar enfriar y espolvorear bien de azúcar molido.

Fuente: Dit i Fet. Recetas ricas desde Ibiza
Vía: HIGOS&FIGS

Aceitunas negras y Torta del Casar con higos

Posted on

Cada vez son más los aficionados a la cocina en crudo. De hecho, sus defensores la reivindican como la más respetuosa con el producto. Y es que, eliminar el fuego permite respetar al máximo la personalidad propia de los alimentos, además de conservar intactas muchas de sus propiedades, sobre todo en lo que respecta a vitaminas y minerales.

Y una de las mejores alternativas para mejorar el sabor de cualquier receta en crudo es enriquecerla con la personalidad de las aceitunas. Gracias a que contienen los cuatro sabores básicos (dulce, salado, amargo y ácido), encajan a la perfección en cualquier elaboración en crudo.

Las elaboraciones sin cocinar mejoran cuando se enriquecen con la intensidad de cualquiera de las variedades de aceitunas de mesa que encontramos en el mercado, y el resultado son platos tan ricos y originales como estas Aceitunas negras y torta del Casar con higos, una receta con aceitunas firmada por el cocinero Diego Bonilla.

Ingredientes

  • Aceitunas negras
  • 40 g torta del Casar
  • 6 higos frescos
  • 2 dl aceite de oliva virgen extra
  • 10 g cebollino fresco

Elaboración

Introducimos las aceitunas en un bol y las regamos con el aceite de oliva.

Añadimos el cebollino fresco picado.

Incorporamos la torta del Casar en trozos pequeños con la ayuda de una cucharita.

Para emplatar, pelamos, troceamos y disponemos en la base del plato los higos frescos, que cubrimos con el contenido del bol.

Notas de cocina: Aliñar los higos con el mismo aceite, para potenciar los sabores.

Fuente: Aceitunas de España
Vía: HIGOS&FIGS

Ensalada de brevas para este inicio de verano

Posted on

De la higuera se obtiene una cosecha temprana, generalmente en el mes de junio, con unos frutos llamados brevas o higos tempranos con una piel de color morada y de sabor dulce si están en su punto de madurez; después de esos primeros brotes, en agosto y septiembre aparecerán nuevos frutos diferentes en su tamaño y color y que son los higos tardíos con una piel verde, una carne fina y carnosa y un exquisito sabor dulce.

Sus frutos son muy apreciados y su uso en cocina actualmente va adquiriendo cada vez más protagonismo tanto en platos dulces como salados; de toda la vida se han consumido higos secos que no es más que una forma de conservación de la fruta y que junto con los frutos secos (nueces, sin ir más lejos) siempre fueron manjares navideños. El higo se lleva muy bien con el queso, fundiéndose ambos sabores en empanadas, ensaladas o sobre una simple tostada.

En esta ensalada se buscan mezclas diferentes, así, el salami aporta un gusto nuevo y diferente cuando lo habitual es mezclar los higos con jamón, si se trata de embutidos. Aparte, el aliño suave con limón potencia esta mezcla de sabores sin restar protagonismo a la pieza fundamental que es la breva. No obstante, he preparado y probado también con una vinagreta habitual, que uso en la mayoría de mis ensaladas y el resultado es excelente. Dejo la receta de ambos aliños para que cada uno elija en función de sus preferencias.

INGREDIENTES

-Brotes de lechugas diversas, canónigos, rúcula o una mezcla de todas
-4-6 brevas
-Queso feta o de cabra
-4-6 lonchas de salami

Aliño de limón:

-4 cucharadas de aceite de oliva virgen
-2 cucharadas de zumo de limón colado
-Sal y pimienta

Vinagreta:

-200 ml. de Aceite de oliva virgen
-100 ml. de vinagre de Jerez
-Un chorro de miel
-Una cuchara de postre de mostaza a la antigua
-Sal
-Pimienta

PREPARACIÓN

-Lavar y secar el exceso de agua de las lechugas.
-Limpiar las brevas, retirar el pedúnculo  y cortar cada una en cuartos.
-Cortar cada loncha de salami en cuartos.
-Disponer en una fuente las lechugas variadas, los cuartos de brevas y de salami y desmenuzar el queso feta sobre ello; si usamos queso de cabra puede disponerse en rodajas pequeñas.

Aliño de limón: en un bol batir el aceite y el zumo del limón con un tenedor, salpimentar y rociar con él la ensalada.

Vinagreta: mezclar el aceite con el resto de ingredientes, echar en un biberón y rociar la ensalada.

Receta de Juana Rituerto Cuerdo
Fuente: Ven a la Cocina
Vía: HIGOS&FIGS

Densa y cremosa como un smoothie de higos y arándanos

Posted on

No solo los higos secos, también los higos frescos ofrecen una sorprendente versatilidad en la cocina. Son muchos los platos y combinaciones posibles a los que pueden ser incorporados. Como por ejemplo a este smoothie realmente delicioso. Los higos están cargados con nutrientes incluyendo vitamina K, potasio, manganeso, calcio, cobre, B6 y mucha fibra. Para esta receta, se han empleado higos de la variedad Kadota, de piel verde y carne purpúrea, aunque puedes usar cualquier otra variedad de higo que encuentres en el mercado de tu localidad. Otras variedades posibles podrían ser la Black Mission, Calimyrna, Brown Turkey, o Adriatic. Esta receta resulta especialmente cremosa y especialmente deliciosa.

Para una porción:
1 plátano maduro (aunque también se puede sustituir por medio aguacate)
1/2 taza de arándanos
3-4 higos grandes frescos
1 taza de espinaca o col rizada
1 taza de leche de almendras sin endulzar

Opcional:
También se le puede añadir semillas de lino o semillas de cáñamo, extracto de vainilla y canela y un poco de jarabe de arce.

Fuente: Diana Paschal
Vía: HIGOS&FIGS

Cuando la higuera llegó al Perú como el “árbol de Dios”

Posted on

El higo llega al Perú en 1532, y cuenta la historia -o la leyenda- que Francisco Pizarro ordenó que cada familia, en cada casa, sembrara una higuera. Fue él mismo, con sus propias manos, quien sembró la primera higuera en Lima.

Cuando los sacerdotes católicos fundaban un convento siempre sembraban una higuera. Esta costumbre fue asimilada por los antiguos peruanos y en muchos pueblos perdidos de los Andes, y comenzaron a llamarla “El árbol de Dios”, que ahuyentaba a los malos espíritus y atraía la fortuna.

Pero los españoles no solo trajeron la higuera a América, sino que también levaron “la mascota del diablo”, el macho cabrío, que en el Perú lo llaman “Chivo”. Su carne no es muy apreciada por diferentes motivos, especialmente porque se le asocia a los personajes del infierno. Pero el hambre aprieta y es menester consumirlo.

Es entonces cuando hay que acompañarlo con los frutos del “árbol de Dios”, es decir los higos, y así nace una receta propia de los peruanos, hoy ya casi está en desuso y que se denominaba como “La carne del Diablo”. Se preparaba la carne de chivo previamente serenado, es decir, expuesto a la luz de la luna por una noche. Luego muy de mañana se adobaba con chicha de Jora macerada, ají amarillo, sal, pimienta, ajos y comino.  En una sartén con aceite caliente se sellaba la carne y después se agregaba cebolla finamente cortada. Cuando la carne estaba cocida, se agregaban los higos -el fruto del árbol de Dios- cortados horizontalmente y dejaba a fuego lento por espacio de 10 minutos. Se acompañaba de arroz blanco.

Otra receta típica del Perú: Higos cristalizados

-2 litros de agua
-2 cucharadas de bicarbonato
-30 higos
-1 ½ tazas de azúcar
-2 tazas de agua extras

En un tazón grande poner los dos litros de agua y el bicarbonato, agregar los higos y dejar en remojo 10 minutos. Escurrir.  En una olla mezclar el azúcar y el agua extra y dejar hervir, para incorporar la fruta y dejar que hierva 20 minutos. Sacar los higos del fuego y escurrir. Remojar después los higos en el jarabe y dejar hervir por 30 minutos. Al final poner los higos a secar al sol y finalmente cubrir con azúcar.

Fuente: El Viaje Culinario de Emelina
Vía: HIGOS&FIGS