cultivo

Francisco Toro (Viveros Dalia): “Ofrecemos planta seleccionada propia, con garantía varietal y que consigue los mejores resultados en campo”

Posted on

1-campo-planta-madre

Entrevista con
Francisco Toro
Viveros Dalia, Zafra (Badajoz)

Viveros Dalia, con sede en Zafra (Badajoz), se ha convertido en uno de los referentes en la producción de plantas de higuera  de la variedad Calabacita, aunque cuenta con otras variedades, y en plantaciones llave en mano. También dispone de producciones de planta de olivo, almendro, pistacho, viña y granado.

¿Cuál ha sido la experiencia en estos años de VIVEROS DALIA en la producción de plantas de higueras?

En VIVEROS DALIA llevamos trabajando el cultivo de la higuera desde hace 10 años, buscando siempre la mejora genética de la especie en dos factores fundamentales: precocidad de la producción (una rápida entrada en producción) y en el rendimiento (más kg de fruto/planta). Para ello, durante estos años hemos llevado a cabo una ardua tarea de selección de material vegetal que compone nuestro campo de planta madre y del cual se obtiene nuestra planta de vivero.

¿Cuál es la diferencia principal entre las plantas de higueras que ofrece vuestro vivero y otras que se pueden encontrar en el mercado? ¿La certificación del producto ofrece una gran garantía al agricultor?

La diferencia fundamental es que en VIVEROS DALIA disponemos un campo de planta madre propio, formado por ejemplares seleccionados que presentan las mejores características (adaptación, vigor, producción) y del cual procede la planta que producimos. Esto permite obtener una planta SELECCIONADA, de garantía varietal y que consigue los mejores resultados en campo, aventajando a otra planta de higuera común de la misma variedad.

La certificación del producto es la mayor seguridad para el agricultor. Esto significa que está adquiriendo una planta que ofrece la máxima garantía varietal y que ha superado todos los controles fitosanitarios exigidos por la normativa vigente.

2-planta-de-higuera-en-invernadero

Vuestro vivero está muy especializado en las plantas de variedad Calabacita, muy apreciadas en el mercado ¿Qué es lo más destacaría de esta variedad y qué ventajas agronómicas tiene?

En VIVEROS DALIA, nos hemos centrado en la variedad Calabacita ya que, reúne una serie de características que le hacen tener un enorme potencial. En primer lugar es una variedad autóctona de nuestra región, esto significa que logra la mejor adopción agronómica posible y por tanto los mejores rendimientos en nuestras tierras de cultivo. Además es un producto exclusivo, muy apreciado y cotizado en el mercado; que ofrece un interesante rendimiento económico al agricultor si se compara con el de otros cultivos permanentes/frutales.

Lo cual no quiere decir que en nuestro vivero no produzcamos otras variedades de higuera que enviamos al resto de España como: Dama cuello blanco, Dama cuello negro, Dalmateu, Higo de Rey, Doñigal, Albacor y Toro sentado entre otras.

Para muchos productores que quieren entrar en el mundo de la higuera o diversificar sus cultivos actuales. Vuestra empresa ¿qué tipo de asesoramiento les ofrecer para poder realizar de la mejor forma su plantación de higueras?

En VIVEROS DALIA ofrecemos un servicio integral, es decir, proporcionamos planta, tutor, protector, plantación GPS e instalación de riego por goteo. Además realizamos un servicio de asesoramiento técnico completo: desde el diseño de la plantación hasta la comercialización del producto, pasando por programas de riego, abonado, poda, tratamientos fitosanitarios, etc. Es decir todo el asesoramiento que el agricultor puede necesitar para poner en marcha su explotación.

¿Cuándo es la mejor época del año para plantar higueras y que hay que tener en cuenta para hacerlo?

En nuestro vivero ofrecemos planta en maceta. La ventaja de la planta en maceta es que puede plantarse en cualquier momento del año, aunque, si bien es cierto, serían más favorables las plantaciones en primavera y otoño; aprovechando las precipitaciones y suaves temperaturas. A la hora de establecer la plantación resulta fundamental una adecuada preparación del suelo y el enriquecimiento del mismo mediante la aportación de abonado de fondo.

3-gps2

Anuncios

La importancia del estado de los suelos en los higuerales

Posted on

abona-global-jpg

Desde Abona Global apostamos como metodología de trabajo el tener conocimiento del estado en  el que se encuentra nuestro suelo tanto de forma estructural, nutricional y sus formas de vida (microrganismo, lombrices, insectos,…)

Basados en nuestra experiencia, necesitamos que en los suelos de los higuerales presentes en Extremadura, parámetros como pH (en torno a 6.5) o conductividad eléctrica (sobre 250 µS/cm) deben estar en niveles adecuados para que todos los macro y micronutrientes se encuentren disponibles y así, se desarrolle el cultivo de forma adecuada.

En la gran mayoría de los suelos estudiados nos encontramos con pH ácidos;  debido a esto, se ocasiona un desequilibrio y elementos como el fósforo,  quedan bloqueados formando fosfatos.

Por otro lado, uno de los elementos más importantes es el calcio, ya que,  consideramos que su presencia debe estar en unos niveles alrededor de 75%-80% como base de suelo, y en nuestros higuerales nos encontramos con % muy bajos.  Otro macronutriente importante es el silicio, pues éste,  ayuda a la asimilación de nutrientes y fortalece el cultivo.

Micronutrientes como hierro, manganeso, zinc, boro, etc.,  desempeñan un papel clave en rutas metabólicas como la fotosíntesis; por ello, su presencia en los suelos debe estar en concentraciones que, aunque sean bajas, posibiliten su incorporación a la vida de las plantas. La carencia de estos elementos dará lugar a problemas que impedirán un desarrollo sano de los vegetales.

Una vez tengamos claro el estado edafológico y teniendo en cuenta las necesidades del cultivo, elaboramos una propuesta para la enmienda de nuestro suelo y la nutrición de la higuera.

Retención de minerales
La higuera crece en nuestros campos con un grado de acidez que lleva a la lixiviación de sales minerales, por tanto, es necesario que tanto la materia orgánica  como los ácidos húmicos y fúlvicos,  ayuden a la retención de los minerales que componen nuestras enmiendas para conseguir una óptima activación radicular y una importante mejora de la estructura del suelo, adquiriendo  mayor esponjosidad.

Nuestras enmiendas garantizan que los parámetros, anteriormente citados, se encuentren en equilibrio, consiguiendo, de este modo,  una restauración tanto del  suelo como de sus formas de vida, posibilitando un desarrollo óptimo del cultivo, lo cual se verá reflejado en un fruto de alta calidad.

Desde Abona Global presentamos un calendario de cultivo -ver imagen- para sustentar todas las necesidades de las higueras a lo largo de los diferentes estados fenológico; los tratamientos señalados en el calendario son válidos tanto para Higuera en Secano como en Regadío, con la diferencia del producto VITALCROP que sólo se utiliza en Regadío.

La recolección y secado del higo seco resultan claves para mejorar su calidad

Posted on Actualizado enn

higos-secos-e1536682437799

La recolección y el secado del higo seco se han convertido en elementos claves para mejorar la trazabilidad y seguridad alimentarias del sector del higo. El Grupo Operativo del Higo Seco, que coordina Adismonta y que cuenta con la presencia de destacadas cooperativas, empresas  instituciones investigadoras como Cicytex y UEX, es consciente de ello.

“En las últimas décadas, el aumento de la demanda de higo seco ha supuesto un mayor interés del sector productivo y de la industria transformadora por este producto de elevada calidad nutricional. Un punto clave en este cultivo es la recolección y el secado de los higos. En las plantaciones tradicionales de secano con amplios marcos de plantación, la recolección se realiza en el suelo, los higos caen a medida que avanza su maduración y continúan secándose de forma natural al sol. Este proceso, que se realiza 2 ó 3 veces desde mediados de agosto hasta finales de septiembre, tiene como ventaja los bajos costos de capital y operación. Sin embargo, propician el contacto de los higos con diferentes insectos parásitos que no solo limitan de manera significativa la producción de higos, sino, lo más peligroso, la relación insectos-hongos-micotoxinas compromete seriamente la viabilidad de este cultivo por su peligrosidad”, aseguran los responsables del Grupo Operativo en su proyecto.

Otro punto crítico en el cultivo del higo seco tiene que ver con el momento en que el producto llega a la cooperativa o la empresa transformadora desde el campo. “Técnicas utilizadas en la industria como el escaldado y posterior secado, unido a largos periodos de almacenamiento en cámaras con temperaturas no adecuadas, favorecen nuevamente la proliferación y el desarrollo de insectos y mohos en los higos a lo largo de su almacenamiento y comercialización. Todos estos problemas aumentarán gravemente ya que el producto utilizado actualmente por los agricultores para la desinsectación de higos tiene limitada su autorización oficial (MAPAMA), según el Grupo Operativo.

Los higos secos son almacenados a temperaturas entre 6ºC a 30ºC hasta su comercialización (entre 3 a 12 meses), siendo una etapa crítica para el desarrollo fúngico y la producción de micotoxinas. Antes de salir al mercado los higos son escaldados a temperaturas entre 60ºC y 100ºC durante 2-3 minutos y posteriormente secados, generado condiciones de temperatura y humedad que favorecen de nuevo la proliferación de hongos toxigénicos.

Para el control de micotoxinas, la industria utiliza lámparas ultravioleta que permiten visualizar la presencia o no de fluorescencia que indican la existencia de contaminación. Este control depende de la cualificación del personal, así como de la concentración y tipo de micotoxina producida. El sistema no garantiza la inocuidad del producto. Entre las tecnologías alternativas propuestas en diferentes países destacan la utilización de estufas o secadores artificiales de aire caliente, tratamientos químico como bisulfato de

sodio, dióxido de sulfuro solo o en combinación con peróxido de hidrógeno, emulsiones de ésteres de metilo y etilo o tratamiento alcalino usando soluciones acuosas, tratamientos con ozono, aplicación de sustancias antimicrobianas de origen vegetal o de microorganismos antagonistas como control biológico.

La total trazabilidad que exigen las cadenas de distribución modernas, tanto para el mercado nacional como para el internacional, obligan a buscar soluciones a estos desafíos para el sector. Siempre con la finalidad de que el higo seco llegue envasado al cliente final en las mejores condiciones higiénico-sanitarias, pero también de sabor y gusto. “La evolución actual de las tendencias del consumo hacia productos naturales con garantía total de seguridad es imparable, de ahí que el desarrollo del proyecto y el alumbrar soluciones a la problemática planteada, sea de una necesidad imperiosa desde el punto de vista de los consumidores”, asegura el Programa Operativo.

Las higueras, titanes de la biodiversidad

Posted on

higuera

Texto: Mike Shanahan
Fuente: Mongabay

El biólogo David Mackay se sorprendió cuando comenzó a estudiar las aves que visitan las higueras en su Australia natal. Aunque esperaba ver un montón de especies que vendrían a comerse los higos, no esperaba que los insectos les duplicaran en esta tarea.

Mackay ya sabía que los higos alimentan a más especies de aves que cualquier otra fruta. Su investigación, publicada en la revista Global Ecology and Conservation, mostraría que las higueras también son desproporcionadamente importantes para las aves insectívoras. Todo esto no hace más que evidenciar que las higueras son auténticos titanes de la biodiversidad, y que desempeñan importantes roles en la conservación.

Lo que hace que las higueras sean tan cruciales es su vieja relación con las avispas: dependen de las avispas para polinizar sus flores, mientras que las avispas sólo pueden reproducirse y poner huevos dentro de los higos de su pareja. El estudio de Mackay es el primero en mostrar que las avispas del higo también son recursos valiosos durante todo el año para una inmensa variedad de aves insectívoras.

En total, Mackay registró 55 especies de aves que visitaron las higueras de Ficus rubiginosa para alimentarse de insectos. Entre ellas figuraban diez especies  cuyo reciente descenso en número ha alertado a los conservacionistas. Mackay y sus colegas dicen que es “muy probable” que las higueras sean igualmente importantes para las aves insectívoras en todas las regiones tropicales, subtropicales y templadas del mundo.

Para apoyar este punto de vista, Mackay señala que sólo en su estudio y otros dos en áreas localizadas de la India y Costa Rica, los investigadores ya han identificado más de un centenar de aves insectívoras que visitan las higueras. “La presencia de insectívoros aviares en los higos de estos tres continentes sugiere fuertemente que su presencia en los higos es ubicua”, dijo.

“Puedo aventurarme a adivinar que hay al menos varios cientos de especies de aves insectívoras que se alimentan de higueras en todo el mundo”, añadió Mackay. “Esto tiene importantes implicaciones para la conservación de los insectívoros, muchos de los cuales han sufrido y continúan sufriendo disminuciones en respuesta a la pérdida y fragmentación del hábitat”.

Como señala Mackay, el número de avispas de la higuera que emergen de los higos en un solo árbol de Ficus rubiginosa en unas pocas semanas podría acercarse a los diez millones. Añade que los murciélagos insectívoros también disfrutan de las avispas de higo, muchas de las cuales vuelan por la noche. Su estudio se suma a una creciente evidencia de que las higueras son piezas centrales de vastas redes alimenticias que incluyen decenas de miles de especies.

“Sospecho que la higuera podría desempeñar un papel importante en la conservación de los insectívoros en declive, así como contribuir a la conservación de otras especies en las comunidades más amplias que habitan, incluidos los frugívoros y las otras plantas que dependen de ellos para la dispersión de semillas”, comenta Mackay.

Cada vez más, los investigadores y conservacionistas están recurriendo a las higueras para impulsar la regeneración de la selva atrayendo a los dispersores de semillas. Mackay señala que el uso de higueras también podría ralentizar o incluso revertir el declive de las aves insectívoras: “Si no hacemos estos proyectos de restauración con higos, es probable que desaparezcan estas aves.”

Mike Shanahan es escritor y autor de Gods, Wasps and Stranglers: The Secret History and Redemptive Future of Fig Trees.

El riego con bombeo solar impulsa el liderazgo español de Extremadura en la producción de higos

Posted on Actualizado enn

cicytex

Extremadura sigue aumentando su liderazgo en el sector del higo español y europeo. Según la nueva Encuesta de Superficies y Rendimientos Agrarios (ESYRCE) del Ministerio de Agricultura, la región concentra actualmente el 56% del total de la superficie de cultivo de la higuera de toda España. En total serían unas 12.132 hectáreas, de las que 10.760 serían de secano y 1.371 de regadío. Y el uso de las energías renovables en su desarrollado también está contribuyendo a las nuevas plantaciones con riego de apoyo con bombeo solar. Andalucía y Baleares son otras dos importantes zonas de cultivo. A nivel europeo, el sector está dominado por el higo turco, de mayor calibre.

En España el cultivo de la higuera supone 21.473 hectáreas. La siguiente comunidad en extensión del cultivo de la higuera en España es Baleares con 3.511 hectáreas, seguida de Andalucía con 2.151, Castilla-La Mancha con  1.605 y la Comunidad Valenciana con 636. Dentro de Extremadura, la zona de Almoharín, Arroyomolinos de Montánchez, Valdemorales, el Jerte y la Vera, junto a las de Barcarrota y Salvaleón, concentran la mayor parte de la producción. También ha crecido mucho en la zona de Guareña o de Villar de Rena en los últimos dos años.

Cada vez son más los pequeños productores tradicionales de las zonas más importantes, como Almoharín y Arroyomolinos de Montánchez, pero también en Barcarrota y Salvaleón, que están optando por invertir en instalaciones de bombeo solar para el riego de apoyo de sus nuevas plantaciones. Con inversiones que se acercan en muchos casos a los 6.000 euros de media. Con dos finalidades: conseguir cosechas más estables, al margen de las posibles sequías, y con mayor calibre de fruto para conseguir mejores precios.

El cultivo de la higuera se ha convertido en una de las grandes sorpresas de los últimos tres años, incluido el regadío regional. Sus buenos precios en origen en seco, con cotizaciones para la primera categoría por encima incluso de los dos euros el kilo, han disparado el interés de nuevos productores y de grandes centrales hortofrutícolas.  En el último año se han podido plantar más de 700 nuevas hectáreas de higueras en la región, manteniéndose un fuerte ritmo de plantaciones.

Foto: CICYTEX
Fuente: Energía de Extremadura

La recogida de higos empezará a ser con malla en Torre de Miguel Sesmero

Posted on

74-ensayo_finca_la_orden_cicytex

En Torre de Miguel Sesmero, Badajoz, abundan los higuerales y casi todos son de secano. Pero desde hace dos años algo ha cambiado. Tiene una cooperativa que ha movido 60.000 kilos en cada uno de sus dos años de vida y en la que el Ayuntamiento, a través de una empresa pública, es su socio con más peso.

En esta campaña, parte de la producción de higos se va a empezar a recoger con mallas o redes dentro de un proyecto del Cicytex (Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura) desarrollado en la finca La Orden. Se trata de un ensayo en cultivo intensivo para evaluar el comportamiento de distintas variedades de higo seco. El objetivo es obtener producciones más elevadas con frutos de calidad y estudiar la viabilidad económica de un sistema de recolección mediante el uso de mallas que evite el contacto del higo con el suelo y facilite su recogida.

«Facilita la selección del higo, disminuye el tiempo de recolección y evita el daño del fruto en el suelo ante posibles bacterias», explica el alcalde, Fernando Trejo, que, a su vez, es el presidente de la empresa pública La Calaverna.

«Estamos viviendo un buen momento. Nos hemos unido para hacer mejor las cosas y queremos empezar a manufacturar ya, empezar a transformar el higo, no solo recogerlo y venderlo», relata Miguel Bastida, el presidente de la cooperativa El Puntal, con 42 socios. Habrá más a corto plazo. Hay peticiones de entrada de agricultores de localidades próximas.

Con más de 120 hectáreas entre todos sus socios, con más de la mitad con poca producción al ser nuevas plantaciones, la cooperativa tiene claro que la higuera es un cultivo «con futuro, que se complementa bien con otros y que, ahora mismo, ofrece un precio bueno». Todos los higos son de la variedad calabacita.

El Ayuntamiento de Torre de Miguel Sesmero creó unos meses antes de que se constituyera El Puntal la empresa pública agrícola La Calaverna. En una finca municipal ya están en producción 600 higueras, se han sembrado otras 2.500 y en un futuro irán otras 2.000 más. Trejo dice que recogen producto 12 hectáreas y que en esta campaña empezarán a dar kilos otras 12 más.

«Se trata de un cultivo de toda la vida que ahora estamos mejorando y sacamos más provecho a la finca municipal. También se pone más en valor nuestro higo. Además, se trata de un cultivo que genera mucha mano de obra frente a otro tipo de cultivos que se han mecanizado mucho en los últimos tiempos», concluye el alcalde.

Texto: C.J. Vinagre
Fuente: Hoy
Vía: HIGOS&FIGS

La superficie de higueras crece un 14% en Extremadura en un año gracias a los buenos precios y al regadío

Posted on

dscn1782

El cultivo de la higuera vuelve a resurgir en Extremadura. Durante las décadas de los ochenta y noventa este cultivo continuó su progresivo declive en la región. Pero a partir de estos últimos años se ha empezado a ver una franca y vertiginosa recuperación que singularmente se puede constatar a partir de 2015. Se consolidan los buenos precios pagados a sus productores y sube el número de hectáreas sembradas.

En 2017 acabó con 715 hectáreas más sembradas respecto a la cifra oficial del 2016. Se ha pasado de 5.109 hectáreas en nuestro territorio a 5.824, un crecimiento prácticamente del 14%. Mientras, el total nacional de hectáreas de higueras se situó en 13.564 (cuando en 2016 fue de 12.613) según información de la Consejería de Medio Ambiente y Políticas Agrarias. Este aumento tiene uno de sus principales motivos en que cada vez son más los agricultores que plantan higueras en superficies de regadío reservadas antes a otros cultivos, como el maíz o el tomate.

Extremadura copa el 43% del cultivo de higo en España. Andalucía y Baleares están prácticamente igualadas en el segundo puesto pero a mucha distancia: 19%. Por otra parte, España es el mayor productor de higos de toda la Unión Europea. Su gran competidor fuera del ámbito comunitario es Turquía.

“Sea en sistema intensivo en zonas tradicionales de regadío, como las Vegas del Guadiana, en superintensivo o con goteo en parcelas de secano, donde hay higueras desde hace muchos años, el cambio es evidente. Cada vez se están plantando más este tipo de frutal aunque, hay también hay que decirlo, de forma moderada”, explica Alfonso Cruz, administrador único de la empresa hortofrutícola Alfonso Cruz SL, que se dedica a la elaboración y comercialización de higos secos y derivados bajo la marca Villacruz desde 1986, ubicada en Villar de Rena (Badajoz). Acaba de sembrar 200 hectáreas en Zorita, ya en la provincia de Cáceres, para asegurarse una producción propia.

En los últimos tiempos la tendencia, aunque de forma modestísima, es intentar producir más higo fresco. El mercado lo reclama y, como ocurre con el higo seco, se paga bien por él a los agricultores, aunque lo que le cuesta al consumidor en una tienda o en un supermercado por este producto es más del doble de lo que percibe el agricultor.

“El problema del higo fresco es que es especialmente perecedero, apenas puede estar unos días sin consumir. Lo ideal es se coja del árbol y se consuma en uno o dos días. No se ha establecido un sistema que permita esa refrigeración de forma general y que se coloque rápidamente el producto en el mercado. Por eso sigue siendo muy mayoritario el higo seco”, remata Cruz.

“Tener agua es la clave. Con el regadío se incrementa mucho la cantidad de kilos. Si no hay cosas raras del tiempo, en condiciones normales se pueden conseguir entre 5.000 y 6.000 kilos por hectárea, más del doble que una de secano. Sin riego no eres competitivo”, sentencia José Pérez Salguero, agricultor de la localidad pacense de Guareña.

Con las 5.824 hectáreas del año pasado en Extremadura se ha rondado la cifra de los diez millones de kilos, casi en su totalidad de producto seco, en nuestro territorio. Se trata de una cantidad bastante superior a la media de los últimos años, que era de unos seis o siete millones de kilos.

Se conocen más de 600 especies diferentes de higo pero la que domina ampliamente en Extremadura, en higo seco, es la calabacita, que se cosecha a partir de agosto. En cuanto a las variedades de higo fresco, entre junio y julio, destacan las de San Antonio, cuello dama negro o tiberio.

Además del entorno de Barcarrota y La Vera, destinados al higo fresco, el gran núcleo estaba en el cacereño municipio de Almoharín. La cooperativa Regadhigos produce unos 800.000 kilos de higos secos anuales. Ahora se ha ampliado a más municipios.

Texto: C.J.Vinagre
Fuente: Hoy
Vía: Fresh Plaza