En Extremadura

Extremadura puede presumir de ser la primera comunidad autónoma española en extensión y producción de higos, con 5.220 hectáreas de higueras y una producción anual de 8.272 toneladas, casi el 29% del total español.

La extensión y la producción de higos está muy repartida entre la provincia de Badajoz y de Cáceres. La provincia pacense cuenta con 2.000 hectáreas y una producción de 2.770 toneladas de higos anuales, mientras que la provincia de Cáceres dispone de de 2.500 hectáreas y cerca de 2.500 toneladas de producción. Extremadura también cuenta con unas 10.000 higueras dispersas en todo su territorio de las 321.000 existentes en España.

En Extremadura hay tres grandes zonas donde el cultivo de la higuera es protagonista desde hace décadas. En la provincia pacense destaca la zona de producción de Salvaleón-Barcarrota-Higuera de Vargas. Por su parte, en la provincia de Cáceres hay dos grandes zonas productoras, muy diferenciadas. En el norte de Cáceres, destaca la comarca de La Vera y del Jerte, centradas en la variedad Cuello de Dama. La Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte es la principal comercializadora de higos secos del norte de Cáceres –y también en mermeladas- junto a empresas privadas muy dinámicas como Biovera.

Por su parte, la principal zona de producción de higos secos de Cáceres tiene su epicentro en la villa de Almoharín, a través de su sociedad cooperativa Regadhigos. Esta cooperativa produce una media superior a los 800.000 kilos de higos en las últimas campañas, como la del 2010.

En otros pueblos de la comarca de Montánchez y Tamuja como Arroyomolinos de Montánchez, Valdemorales, Alcuéscar, Montánchez, Valdefuentes, Torre de Santa María o Zarza de Montánchez  el higo también es referente su sector agrario. También hay una pequeña producción en Miajadas. Almoharín es la sede de la OPFH Aprocex, que agrupa a varías cooperativas de la zona. Esta comarca ha sido la única que dio en su día los primeros pasos para conseguir una Denominación de Origen para el producto.

La Sociedad Cooperativa Regadhigos, ubicada en la localidad cacereña de Almoharín, alcanzó durante la pasada campaña 2013 una facturación de 1,38 millones de euros con la venta de higos secos y frescos, su principal linea de actividad. En total, la cooperativa facturó 1,23 millones de euros por la venta de higos de primera categoría a los que se suman los 85.253 euros de la venta de higos de destrío. Asimismo, la cooperativa facturó 60.017 euros por la venta de higos frescos para industria.

Almoharín es uno de los pocos municipios extremeños, junto con Arroyomolinos de Montánchez, donde el cultivo de la higuera ha aumentado en los últimos cinco años, tanto con esquejes propios como a través de plantones de viveros de la zona. Tanto en tierras de secano como en los fértiles regadíos del Canal de Orellana, donde ha comenzado a reemplazar a cultivos como el tomate para industria, el maíz o el arroz en algunos casos.

El higo extremeño no sólo se comercializa en el mercado nacional, especialmente en las regiones del norte, sino que también llega a mercados exteriores tan diversos como Alemania, Francia, Suiza, Italia, Portugal, Venezuela y Estados Unidos, en este último caso en diferentes presentaciones con chocolate.

Anuncios