extremadura

El riego con bombeo solar impulsa el liderazgo español de Extremadura en la producción de higos

Posted on Actualizado enn

cicytex

Extremadura sigue aumentando su liderazgo en el sector del higo español y europeo. Según la nueva Encuesta de Superficies y Rendimientos Agrarios (ESYRCE) del Ministerio de Agricultura, la región concentra actualmente el 56% del total de la superficie de cultivo de la higuera de toda España. En total serían unas 12.132 hectáreas, de las que 10.760 serían de secano y 1.371 de regadío. Y el uso de las energías renovables en su desarrollado también está contribuyendo a las nuevas plantaciones con riego de apoyo con bombeo solar. Andalucía y Baleares son otras dos importantes zonas de cultivo. A nivel europeo, el sector está dominado por el higo turco, de mayor calibre.

En España el cultivo de la higuera supone 21.473 hectáreas. La siguiente comunidad en extensión del cultivo de la higuera en España es Baleares con 3.511 hectáreas, seguida de Andalucía con 2.151, Castilla-La Mancha con  1.605 y la Comunidad Valenciana con 636. Dentro de Extremadura, la zona de Almoharín, Arroyomolinos de Montánchez, Valdemorales, el Jerte y la Vera, junto a las de Barcarrota y Salvaleón, concentran la mayor parte de la producción. También ha crecido mucho en la zona de Guareña o de Villar de Rena en los últimos dos años.

Cada vez son más los pequeños productores tradicionales de las zonas más importantes, como Almoharín y Arroyomolinos de Montánchez, pero también en Barcarrota y Salvaleón, que están optando por invertir en instalaciones de bombeo solar para el riego de apoyo de sus nuevas plantaciones. Con inversiones que se acercan en muchos casos a los 6.000 euros de media. Con dos finalidades: conseguir cosechas más estables, al margen de las posibles sequías, y con mayor calibre de fruto para conseguir mejores precios.

El cultivo de la higuera se ha convertido en una de las grandes sorpresas de los últimos tres años, incluido el regadío regional. Sus buenos precios en origen en seco, con cotizaciones para la primera categoría por encima incluso de los dos euros el kilo, han disparado el interés de nuevos productores y de grandes centrales hortofrutícolas.  En el último año se han podido plantar más de 700 nuevas hectáreas de higueras en la región, manteniéndose un fuerte ritmo de plantaciones.

Foto: CICYTEX
Fuente: Energía de Extremadura

Anuncios

La recogida de higos empezará a ser con malla en Torre de Miguel Sesmero

Posted on

74-ensayo_finca_la_orden_cicytex

En Torre de Miguel Sesmero, Badajoz, abundan los higuerales y casi todos son de secano. Pero desde hace dos años algo ha cambiado. Tiene una cooperativa que ha movido 60.000 kilos en cada uno de sus dos años de vida y en la que el Ayuntamiento, a través de una empresa pública, es su socio con más peso.

En esta campaña, parte de la producción de higos se va a empezar a recoger con mallas o redes dentro de un proyecto del Cicytex (Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura) desarrollado en la finca La Orden. Se trata de un ensayo en cultivo intensivo para evaluar el comportamiento de distintas variedades de higo seco. El objetivo es obtener producciones más elevadas con frutos de calidad y estudiar la viabilidad económica de un sistema de recolección mediante el uso de mallas que evite el contacto del higo con el suelo y facilite su recogida.

«Facilita la selección del higo, disminuye el tiempo de recolección y evita el daño del fruto en el suelo ante posibles bacterias», explica el alcalde, Fernando Trejo, que, a su vez, es el presidente de la empresa pública La Calaverna.

«Estamos viviendo un buen momento. Nos hemos unido para hacer mejor las cosas y queremos empezar a manufacturar ya, empezar a transformar el higo, no solo recogerlo y venderlo», relata Miguel Bastida, el presidente de la cooperativa El Puntal, con 42 socios. Habrá más a corto plazo. Hay peticiones de entrada de agricultores de localidades próximas.

Con más de 120 hectáreas entre todos sus socios, con más de la mitad con poca producción al ser nuevas plantaciones, la cooperativa tiene claro que la higuera es un cultivo «con futuro, que se complementa bien con otros y que, ahora mismo, ofrece un precio bueno». Todos los higos son de la variedad calabacita.

El Ayuntamiento de Torre de Miguel Sesmero creó unos meses antes de que se constituyera El Puntal la empresa pública agrícola La Calaverna. En una finca municipal ya están en producción 600 higueras, se han sembrado otras 2.500 y en un futuro irán otras 2.000 más. Trejo dice que recogen producto 12 hectáreas y que en esta campaña empezarán a dar kilos otras 12 más.

«Se trata de un cultivo de toda la vida que ahora estamos mejorando y sacamos más provecho a la finca municipal. También se pone más en valor nuestro higo. Además, se trata de un cultivo que genera mucha mano de obra frente a otro tipo de cultivos que se han mecanizado mucho en los últimos tiempos», concluye el alcalde.

Texto: C.J. Vinagre
Fuente: Hoy
Vía: HIGOS&FIGS

Nace ‘Higos de Tiberia’, la primera Marca de Garantía de Extremadura

Posted on

higos-de-tiberia

Dada la notable cantidad de higueras que el término municipal de Barcarrota posee (unas 40.000 aprox.), así como la calidad del producto de las mismas, el Ayuntamiento de Barcarrota ha creado la Marca de Garantía “Higos de Tiberia”, el primer producto alimenticio que en Extremadura recibe esta protección legal.

El Ayuntamiento de Barcarrota ha decidido registrar una herramienta que facilite a los agricultores de Barcarrota una seña de identidad industrial que sirva tanto para incentivarlos en el cuidado de los árboles ya existentes y en la replantación de más higueras, así como para valorar la calidad existente, de manera que el consumidor final sepa que está adquiriendo un producto que, bajo el distintivo ahora presentado, se asegura la garantía de la procedencia del fruto.

Por eso, la Marca de Garantía, de la que es propietario el Ayuntamiento de Barcarrota -o sea, propiedad de todos los vecinos de la localidad-, servirá para certificar que los productos que engloba cumplen una serie de requisitos, como pueden ser su calidad, su modo de elaboración y por supuesto, el origen geográfico.

La Marca de Garantía ‘Higo de Tiberia Barcarrota’ surge como respuesta a una demanda creciente de certificados de calidad por parte del público y de un deseo de diferenciación dentro del mercado por parte del colectivo de productores, fabricantes y comerciantes.

La Marca de Garantía ‘Higo de Tiberia Barcarrota’ se constituye como una herramienta para promover la calidad y peculiaridades de los frutos producto del árbol frutal más antiguo –así lo evidencian testimonios arqueo-botánicos- utilizado por el hombre, con las particularidades de calidad de la variedades, una popularmente conocida como TIBERIA y característica de la localidad de Barcarrota (Badajoz), y otra SAN ANTONIO, de amplia implantación secular en el término de la población.

Para poder optar al uso promocional de los productos bajo la Marca de Garantía “Higo de Tiberia Barcarrota”, el fruto debe haber sido cultivado en la localidad de Barcarrota (Badajoz) y provenir exclusivamente de alguna de las dos variedades referidas cuyas características son las que se reflejan en las fichas técnicas descriptivas expresadas en el Reglamento de Uso.

El Ayuntamiento contará con un equipo evaluador -bien propio o externo- que vigilará que los requisitos exigidos sean cumplidos, de manera que, desde su inicio, se dote de seriedad y credibilidad a esta Marca.

También promocionará, dentro de sus posibilidades, la Marca de Garantía, de manera que se relacione la misma como sinónimo de calidad en los productos elaborados con el higo. Ya, esta localidad, celebra cada año una Feria del Higo, la más antigua de este producto en Extremadura, donde se dan a conocer multitud de productos elaborados con dicha fruta.

El pasado 12 de abril, la consejera de Agricultura de la Junta de Extremadura, Begoña García Bernal, presentó dicha Marca en la sede de la Consejería, dando a conocer el producto referido y alabando el trabajo pionero del Ayuntamiento de Barcarrota a la hora de potenciar un producto con tanto valor en esta zona, como es el higo.

Fuente: Comunicae
Vía: Higos&Figs

La superficie de higueras crece un 14% en Extremadura en un año gracias a los buenos precios y al regadío

Posted on

dscn1782

El cultivo de la higuera vuelve a resurgir en Extremadura. Durante las décadas de los ochenta y noventa este cultivo continuó su progresivo declive en la región. Pero a partir de estos últimos años se ha empezado a ver una franca y vertiginosa recuperación que singularmente se puede constatar a partir de 2015. Se consolidan los buenos precios pagados a sus productores y sube el número de hectáreas sembradas.

En 2017 acabó con 715 hectáreas más sembradas respecto a la cifra oficial del 2016. Se ha pasado de 5.109 hectáreas en nuestro territorio a 5.824, un crecimiento prácticamente del 14%. Mientras, el total nacional de hectáreas de higueras se situó en 13.564 (cuando en 2016 fue de 12.613) según información de la Consejería de Medio Ambiente y Políticas Agrarias. Este aumento tiene uno de sus principales motivos en que cada vez son más los agricultores que plantan higueras en superficies de regadío reservadas antes a otros cultivos, como el maíz o el tomate.

Extremadura copa el 43% del cultivo de higo en España. Andalucía y Baleares están prácticamente igualadas en el segundo puesto pero a mucha distancia: 19%. Por otra parte, España es el mayor productor de higos de toda la Unión Europea. Su gran competidor fuera del ámbito comunitario es Turquía.

“Sea en sistema intensivo en zonas tradicionales de regadío, como las Vegas del Guadiana, en superintensivo o con goteo en parcelas de secano, donde hay higueras desde hace muchos años, el cambio es evidente. Cada vez se están plantando más este tipo de frutal aunque, hay también hay que decirlo, de forma moderada”, explica Alfonso Cruz, administrador único de la empresa hortofrutícola Alfonso Cruz SL, que se dedica a la elaboración y comercialización de higos secos y derivados bajo la marca Villacruz desde 1986, ubicada en Villar de Rena (Badajoz). Acaba de sembrar 200 hectáreas en Zorita, ya en la provincia de Cáceres, para asegurarse una producción propia.

En los últimos tiempos la tendencia, aunque de forma modestísima, es intentar producir más higo fresco. El mercado lo reclama y, como ocurre con el higo seco, se paga bien por él a los agricultores, aunque lo que le cuesta al consumidor en una tienda o en un supermercado por este producto es más del doble de lo que percibe el agricultor.

“El problema del higo fresco es que es especialmente perecedero, apenas puede estar unos días sin consumir. Lo ideal es se coja del árbol y se consuma en uno o dos días. No se ha establecido un sistema que permita esa refrigeración de forma general y que se coloque rápidamente el producto en el mercado. Por eso sigue siendo muy mayoritario el higo seco”, remata Cruz.

“Tener agua es la clave. Con el regadío se incrementa mucho la cantidad de kilos. Si no hay cosas raras del tiempo, en condiciones normales se pueden conseguir entre 5.000 y 6.000 kilos por hectárea, más del doble que una de secano. Sin riego no eres competitivo”, sentencia José Pérez Salguero, agricultor de la localidad pacense de Guareña.

Con las 5.824 hectáreas del año pasado en Extremadura se ha rondado la cifra de los diez millones de kilos, casi en su totalidad de producto seco, en nuestro territorio. Se trata de una cantidad bastante superior a la media de los últimos años, que era de unos seis o siete millones de kilos.

Se conocen más de 600 especies diferentes de higo pero la que domina ampliamente en Extremadura, en higo seco, es la calabacita, que se cosecha a partir de agosto. En cuanto a las variedades de higo fresco, entre junio y julio, destacan las de San Antonio, cuello dama negro o tiberio.

Además del entorno de Barcarrota y La Vera, destinados al higo fresco, el gran núcleo estaba en el cacereño municipio de Almoharín. La cooperativa Regadhigos produce unos 800.000 kilos de higos secos anuales. Ahora se ha ampliado a más municipios.

Texto: C.J.Vinagre
Fuente: Hoy
Vía: Fresh Plaza

Extremadura fortalece su liderazgo en el sector del higo que ya supone el 56% del cultivo a nivel español

Posted on

Higueral en Almoharín

Extremadura sigue aumentando su liderazgo en el sector del higo español. Según la nueva Encuesta de Superficies y Rendimientos Agrarios (ESYRCE) del Ministerio de Agricultura, la región concentra actualmente el 56% del total de la superficie de cultivo de la higuera de toda España. En total serían unas 12.132 hectáreas, de las que 10.760 serían de secano y 1.371 de regadío.

En España el cultivo de la higuera supone 21.473 hectáreas de las que unas 18.374 serían de secano y 3.099 hectáreas de regadío. Extremadura concentra más de un tercio de las higueras de regadío en España.

La siguiente comunidad en extensión del cultivo de la higuera en España es Baleares con 3.511 hectáreas, seguida de Andalucía con 2.151, Castilla-La Mancha con  1.605 y la Comunidad Valenciana con 636.

Después de años de abandono, el cultivo de la higuera está creciendo en extensión, especialmente en hectáreas de riego, con sistemas de cultivo cada vez más parecidos a los de la fruta. Incluso ganándole espacio a otros cultivos tradicionales de los regadíos.

Fuente: HIGOS&FIGS

Una empresa sevillana llega a un acuerdo con agricultores de Guareña para plantar 4 hectáreas de higueras

Posted on

Variedad Calabacita

Desde la Agropecuaria Municipal de Guareña (Amgsa) se informa que se ha llegado a un acuerdo con El Rincón del Puerto 2010, S.L., empresa sevillana, para llevar a cabo la plantación de 4 hectáreas de higuera con destino a la comercialización en fresco, de la variedad conocida por calabacita.

Este proyecto agrícola de higueras intensivas supondrá mano de obra para la población de Guareña y Torrefresneda, pues desde Amgsa se está diversificando en diferentes cultivos, tales como el ecológico y frutales que generan empleo y riqueza al término municipal de Guareña.

Fuente: HOY Guareña
Vía: HIGOS&FIGS

La higuera gana terreno al regadío en Extremadura

Posted on

Las plantaciones de higueras de regadío en intensivo crecen en municipios como Guareña, Cristina o Villar de Rena  frente a los frutales de hueso mientras ganan terreno al tomate o al maíz en Almoharín

El higo vuelve a despertar el interés de muchos agricultores, empresas y cooperativas de Extremadura. Las buenas cotizaciones alcanzadas por el producto en seco en las últimas campañas, incluso por encima de los 1,60 euros/kilo para los de primera categoría, y una buena demanda en el exterior han relanzado su cultivo. Con marcos de plantación más parecidos a la de los frutales, sistemas de riego por goteo y estudios pioneros en sistemas de recolección aún por analizar.

Cultivo líder
Extremadura es la mayor región en cultivo de higueras en España, con más de 5.200 hectáreas, muy concentradas en la zona de Almoharín, Arroyomolinos de Montánchez, Valdemorales y el Jerte en la provincia de Cáceres, y en la zona de Barcarrota, Salvaléon, Higuera de Vargas y Torre de Miguel Sesmero en la de Badajoz.

Pero ahora  comienza a expandirse con fuerza en municipios de regadío como complemento a otros frutales. En Guareña, Cristina, Zorita, Villar de Rena. Cerca de este último municipio, la empresa Alfonso Cruz –conocida por su marca Villacruz– ha plantado ya 50 hectáreas de higueras sobre todo de la variedad calabacita, en riego y ecológico, y prepara la plantación de otras 150 para alcanzar las 200 hectáreas.

“El higo, al igual que otros frutos secos aunque propiamente no lo sea, se ha beneficiado de un aumento de los precios en origen al considerarse como un alimento saludable. Se considera como una superfruta”, asegura Alfonso Cruz, responsable de la empresa. Piensan sobre todo en el mercado exterior, en el que tienen gran experiencia con ciruelas, nectarinas y melocotones También van a plantar albaricoques para desecar.

Nuevas plantaciones
En Almoharín, cuna del higo seco extremeño, se han plantado miles de higueras calabacitas en los últimos años, incluso en terrenos de regadío donde solía haber tomate o maíz. La cooperativa Regadhigos alcanzó en 2015 una comercialización de higos secos de 1,8 millones de euros, de los que 1,69 millones eran de higos de primera categoría, 112.00 euros de destrío y unos 54.743 euros en higos frescos para industria. La pasada campaña, esta cooperativa se quedó con la producción del vecino pueblo de Valdemorales.

Mientras, en Torre de Miguel Sesmero un grupo de 38 productores han creado la cooperativa El Puntal con ayuda del ayuntamiento para producir y comercializar higos secos. Y en Barcarrota trabajan ya en crear una marca de garantía para sus higos, Higos de Tiberia. En Alicante ya tienen una IGP para sus brevas de Albatera y en Sierra de Gredos ya tienen su marca de garantía para sus higos: Higos de Gredos.

Por primera vez en años, la fuerte demanda de higos en el mercado ha permitido ver este verano puestos de comerciales comprando higos secos a todo monte en localidades como Miajadas o alguna de la comarca de Montánchez, pagando en metálico producto sin “descoger”.

Recolección
Mientras, investigadores del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX) llevan tiempo realizando un ensayo en cultivo intensivo con riego localizado en la Finca La Orden para evaluar el comportamiento de distintas variedades de higuera para seco. El objetivo es obtener producciones más elevadas con frutos de calidad y estudiar la viabilidad económica de un sistema de recolección mediante el uso de mallas, que evite el contacto del higo con el suelo y facilite su recogida.

La geopolítica del higo también juega a favor de Extremadura. Turquía y Egipto, los dos grandes mercados productores de higos del mundo, están hoy un poco más lejos de la Unión Europea por sus conflictos políticos y el integrismo.

Vía: Caudal de Extremadura